Daniel Gollan:

“La responsabilidad principal del gobierno es el desmantelamiento de las alertas”

Luego de que se registrara el quinto caso de Hanta virus en la Provincia de Buenos Aires, El Grito del Sur habló con el ex Ministro de Salud, Daniel Gollan, para conocer qué es, como prevenir y cuáles son las responsabilidades del gobierno ante la emergencia de estos brotes.

Luego de que se confirmara el quinto caso de hantavirus en la provincia de Buenos Aires, y tras el episodio inicial de contagio en Epuyén, que disparara todas las alarmas, el ex Ministro de Salud, Daniel Gollan, en diálogo con El Grito del Sur, explicó: “Los casos registrados en Buenos Aires, Entre Ríos, Salta y Jujuy son casos de contagio ambiental, habituales a esta altura del año”. El sanitarista diferenció lo sucedido del episodio registrado en la Patagonia, donde el contagio fue de persona a persona: “No hay que generar alarma pero sí estar atento a la epidemiología”.

“El Hanta Virus existe en 11 provincias del país y en muchísimos países del mundo y no es responsabilidad del gobierno que exista”, explicó Gollan. Sin embargo, el ex Ministro reparó en las responsabilidades que le caben a la gestión de Macri en materia de salud, tras el desmantelamiento del otrora Ministerio, devenido en Secretaría: “La principal responsabilidad no es la existencia del Hanta Virus sino la falta de acción rápida y el desmantelamiento de alertas que permiten la detección temprana de la circulación del virus. Antes, por ejemplo, realizabamos bloqueos entre 5 y 10 días luego de registrado el caso. Ahora se tardó entre 35 y 40 días”, explicó Gollan.

“El Estado nacional ha debilitado los recursos asignados para combatir la transmisión de enfermedades endémidas o por vectores, como el dengue, el chicungunya o Chagas”, agregó Gollan. “El ajuste en salud implica que no se envíen fondos pero también transmitir la responsabilidad a la población por los contagios”, concluyó Gollan.

El Hanta es un virus transmitido por roedores que produce dos tipos de afecciones: una fiebre hemorrágica viral o  un síndrome pulmonar muy grave. Es transmitido por saliva, excreciones y mordeduras de roedores. Desde el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, recomendaron “no tomar contacto con las secreciones de ratones (especialmente el denominado “colilargo”), ventilar durante 30 minutos los lugares que hayan estado cerrados (viviendas, galpones, oficinas y otros espacios), humedecer el piso con agua y lavandina antes de baldear y evitar barrer y tapar orificios en puertas, paredes o cañerías”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene una tasa de mortalidad del 38% y no hay un “tratamiento específico” para la enfermedad.