Exigen la derogación de la 4055

No hubo acuerdo entre el gobierno porteño y los docentes

Foto: Andrés Wittib

Tras una extensa reunión entre la ministra Soledad Acuña y representantes de los sindicatos docentes, convocada por la Defensoría del Pueblo, continúa la tensión por el cierre de las escuelas nocturnas.

Por iniciativa de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, fueron convocados a una reunión la Ministra de Educación Soledad Acuña y los sindicatos docentes. Tras más de dos semanas de lucha en contra de la resolución ministerial que disponía el cierre progresivo de catorce escuelas nocturnas, la docencia porteña logró reunirse con la ministra para dialogar al respecto. La reunión terminó, el conflicto no. Mientras que desde el gobierno porteño y la Defensoría celebraron un supuesto “acuerdo” entre las partes, desde ADEMyS salieron a desmentirlo y negaron cualquier tipo de acuerdo hasta tanto se derogue la resolución 4055.

La cita fue a las 10 de la mañana en sede de la Defensoría y contó con la presencia de la ministra Acuña, el subsecretario de Carrera Docente y Formación Técnica Profesional, Javier Tarulla, y representantes de las catorce representaciones sindicales de la docencia porteña: ADEF, SUTECBA, UDA-Sección Capital, SEDUCA, COMPROMISO, CAMYP, ADIA, UTE, ADEMYS, EDUPEC, ASED, SEDEBA y AMET. Lo único concreto que resultó de la reunión fue la creación de una comisión de trabajo, que contará con la participación tanto de funcionarios del Gobierno de la Ciudad como también de representantes de los gremios.

“Lo más importante de la reunión de hoy fue la ratificación de que no se cerrarán escuelas y que todos los docentes tienen garantizada su continuidad laboral”, expresó el Defensor del Pueblo, Alejandro Amor, tras el encuentro de la ministra con representantes de catorce entidades gremiales. Jorge Adaro, secretario general de Ademys, destacó en diálogo con El Grito del Sur el rol de mediador de la Defensoría y reivindicó la voluntad del gremio de dialogar para resolver este conflicto.

Respecto del discurso oficial acerca del resultado de la reunión, el representante gremial aclaró que hubo gremios que adhirieron a la posición del gobierno porteño, aunque advirtió que “tanto ADEMyS como la UTE (los gremios mayoritarios en la Ciudad) hemos pedido la derogación y eso no se ha logrado en este encuentro”. Lejos de aceptar el pedido de los docentes y dar marcha atrás con la resolución ministerial, la titular de la cartera educativa -según precisó Adaro- refrendó la medida y, en una muestra de cinismo, afirmó: “Confirmamos como Gobierno que no cerramos escuelas, sino que estamos abriendo escuelas. Por eso seguimos avanzando en una transformación educativa que genere más oportunidades para jóvenes y adultos”.

La de hoy fue la primera de una serie de reuniones que desde el gobierno porteño, y con la Defensoría mediando, pretenden entablar con los sindicatos para tratar la “reforma educativa” que planean llevar adelante. Si bien no hubo precisiones exactas acerca de la fecha de la próxima reunión, informaron que será en dos semanas. Por su parte, los sindicatos refrendaron su postura y aseguraron que, si la ministra no revé su posición, no comenzarán las clases este año.