Mujeres y fútbol profesional

Ahora que sí nos ven

La organización Vamos, que integra el Frente Patria Grande, realizó una actividad para repensar la lucha de las mujeres por un fútbol femenino profesional. El evento contó con la presencia de la futbolista Macarena Sánchez y la periodista Ángela Lerena.

Ayer por la tarde un centenar de personas se reunieron en un bar céntrico de la Ciudad de Buenos Aires para seguir visibilizando la lucha de las mujeres por un fútbol femenino profesional que contemple sus necesidades actuales. La actividad fue realizada por la organización Vamos, que integra el Frente Patria Grande, y contó con la presencia de la futbolista Macarena Sánchez y la periodista deportiva Ángela Lerena.

El panel, integrado por tres mujeres, se tituló “Ahora que sí nos ven” y estuvo moderado por la referente juvenil Ofelia Fernández. Nuria Escobar, militante del club San Lorenzo e integrante de la Comisión de Género de la Coordinadora de Hinchas, expresó que “muchas mujeres somos protagonistas de la vida deportiva, política, institucional y social de los clubes. En la Comisión de Género hay un montón de compañeras, junto a quienes discutimos cosas que ya están sobre la mesa. Por ejemplo, cuando nos enteramos de la denuncia de Maca (Sánchez) pensamos en contactarnos con ella, si convenía escrachar a la UAI Urquiza, etc. En el fútbol argentino está todo tan mal establecido para las mujeres, que nos hace pensar si hay que avanzar hacia nuevas estructuras o si rompemos las que ya están y nos metemos ahí. Hoy buscamos que cada una en su club pueda contactarse con el equipo de fútbol femenino para saber qué preocupaciones y reivindicaciones tienen”.

Por su parte, la periodista Ángela Lerena reveló que “yo llegué muy tarde a encontrar que había tantas mujeres jugando al fútbol. Es decir, las mujeres que trabajamos en el fútbol de hombres estábamos muy ajenas a la realidad del fútbol femenino. Así como Walsh decía que las clases dominantes quieren que los trabajadores no tengamos historia, héroes ni mártires, ni hablar de las mujeres y el fútbol. Parecería que las mujeres en el fútbol no tuviéramos historia ni heroínas. Desde chiquita me gusta el fútbol, pero en mi época era totalmente impensado que las mujeres jugaran a la pelota. Siempre choqué con el dicho `esto es de varón´. Lo primero que conocí fue el machismo, mucho antes que al feminismo, aunque en ese momento no le había puesto nombre. Para desarrollarme como ser humano a mí me gustaba jugar al fútbol y sobre todo verlo, estudiarlo y analizarlo”, explicó la periodista.

Finalmente Macarena Sánchez, quien tras su despido de la UAI Urquiza se convirtió en la principal denunciante de las pésimas condiciones en que desarrollan su actividad deportiva las futbolistas argentinas, afirmó que “hoy vivimos una realidad completamente diferente a la de los hombres porque lamentablemente no podemos vivir del fútbol. Tenemos que trabajar paralelamente a lo que es nuestro trabajo como futbolistas. Eso está invisibilizado por los clubes, por la Asociación del Fútbol Argentino, por los medios de comunicación y la sociedad. Como jugadoras de alto rendimiento, esta situación hace imposible que nosotras podamos rendir lo suficiente porque a la mañana trabajamos, a la tarde entrenamos y a la noche cursamos. Dentro de lo que es el fútbol yo estoy en un lugar de privilegio, porque además de darme el espacio dentro de un club, el fútbol me dio trabajo. Esto, hace un par de años lo tomaba como algo bueno, pero con el feminismo me di cuenta que es una forma de ocultar el trabajo real, que es el de futbolistas. Es una forma de que este trabajo real siga siendo en negro y nos sigan basureando para seguir negando la relación laboral que existe entre las jugadoras y las instituciones”, concluyó la jugadora.