Voces contra la venta del paradigmático predio deportivo

El CENARD no se vende

Cientos de deportistas, entrenadores, dirigentes de clubes y docentes se movilizaron para rechazar la posible venta de los terrenos del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, donde además funcionan dos establecimientos educativos.

En octubre pasado, el presidente Mauricio Macri anunció que el CENARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) dejará sus actuales instalaciones para trasladarse al Parque Olímpico de Villa Soldati. Esta novedad confirmó la sospecha de los principales opositores a las políticas del Pro en la Ciudad de Buenos Aires: allí, sobre las codiciadas 11 hectáreas que ocupa el Cenard, se busca levantar el Parque de la Innovación, un megaproyecto inmobiliario compuesto por viviendas, locales comerciales y un espacio verde restante.

La situación se agravó cuando la semana pasada el Presidente dio luz verde a la creación de la Agencia de Deportes Nacional, que pasa a ocupar el lugar representado por la extinta Secretaría de Deportes de la Nación. En ese marco, cientos de deportistas, entrenadores, dirigentes de clubes y docentes salieron ayer a las calles para rechazar los avances en la privatización del deporte y la posible venta de los terrenos del Cenard, que implicarían también el cierre del Instituto Superior de Educación Física (ISEF) Nº 1 “Dr. Enrique Romero Brest” y de la EEM Nº3 DE:10 (“Escuela del Cenard”).

“No al cierre del CENARD”. “No privaticen el deporte”. “No a las sociedades anónimas deportivas”. Las banderas y los carteles de les manifestantes, en su mayoría jóvenes que pasaron por las instalaciones del histórico predio ubicado en Avenida del Libertador o que practican en la actualidad su disciplina deportiva allí, manifestaban una fuerte indignación por algo que hasta hace 1 año no estaba en el cálculo ni del más pesimista: luchar por la supervivencia del Cenard. “Estoy en el final de mi carrera y jamás me hubiera imaginado estar en esta situación, intentando defender el lugar donde se fueron generando tantos sueños. Acá en el Cenard se generaron las medallas de esa selección histórica de voley de 1988, se generaron los sueños de Cacho Vigil con las Leonas que nos representaron en todo el mundo, se formó Paula Pareto, se formó Georgina Bardach -la medalla más reciente de la natación convencional en un juego olímpico-, José Meolans y tantos otros. El Cenard es parte nuestra, es el único centro de alto rendimiento deportivo del país”, señaló Ariel Quasi, nadador paraolímpico y participante en 4 Juegos Olímpicos (JJ.OO). Luego remató: “Esta es una cruzada muy valiente porque estamos protegiendo tres sectores fundamentales de la sociedad: el deporte, la educación y la formación docente”.

Precisamente, la comunidad educativa también se ve afectada por el posible traslado del Cenard. Daniel Peña, profesor de la Escuela Media Nº 3 que funciona allí, sostuvo que “estamos denunciando el negociado inmobiliario que quieren realizar con estos terrenos y rechazar absolutamente el cierre de la única escuela secundaria bachiller que hay en el barrio de Nuñez. A nuestra escuela no solamente concurren quienes están alojados en el hotel que funciona en el Cenard, sino que también concurren pibes y pibas de toda la zona. Dicen que los van a trasladar a 24 kilómetros por la General Paz. Esto no es un traslado, es un cierre”.

La gran cantidad de adhesiones que recibió la manifestación de ayer alcanzó a la Confederación Argentina de Clubes. Su presidente, Daniel Pacin, recalcó que “este gobierno, desde que asumió con su primer tarifazo del 600%, puso a los clubes en una situación crítica. La gente no puede consumir ni pagar la cuota social de los clubes, dado que primero tiene que llenar el plato de comida. Este Gobierno no reglamentó la ley de Clubes de Barrio. Seguimos el ejemplo de la unidad que siguieron los compañeros de UTE para resistir. Nos tenemos que unir para resistir, vienen por el modelo asociativo y los terrenos de los clubes de barrio”. Por último, el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, se preguntó “cuánto vale el centímetro cuadrado del Cenard. No lo sabemos, pero yo sé el valor que tiene ver a estos deportistas. Yo lloré con mis familia viendo en la tele a estos y estas deportistas. La salud, la educación y el deporte no tienen precio. Son derechos porque los chicos no son mercancía, son sujetos de derecho”.