La salud en el barrio Cildañez

CeSAC N° 14: la pesadilla de funcionar en un trailer sanitario

Luego del incendio ocurrido en agosto de 2018, el colectivo de trabajadores y trabajadoras del CeSAC N° 14 denuncia "una situación de permanente postergación" que ha paralizado la obra para volver a prestar un servicio de salud en condiciones dignas.

Desde el incendio acontecido el pasado 25 de agosto de 2018, los trabajadores y las trabajadoras del CeSAC N° 14 del barrio Cildañez continúan prestando un servicio en condiciones indignas para el trabajo y la atención de la salud a partir de un plan de contingencia que parecería no tener fin, dado que siguen trabajando en un trailer sanitario desde aquella fecha. En un nuevo comunicado, el colectivo denuncia «una situación de permanente postergación» que dilata la puesta en marcha del nuevo edificio del CeSAC.

El subsecretario de Atención Primaria del GCBA, Gabriel Batistella, se había comprometido a finalizar las obras del nuevo CeSAC para diciembre del año pasado; sin embargo, cuando llegó la fecha estipulada el funcionario adujo que la culminación de la obra podría extenderse cuatro meses más dada «la situación económico-financiera de la empresa constructora». Luego volvió a modificar su promesa y a sostener que el nuevo edificio estará listo recién para julio de 2019.

«Teniendo en cuenta el tiempo transcurrido, las condiciones de precariedad en las que continuamos desempeñando nuestras tareas, la reiterada postergación de reuniones y compromisos asumidos con trabajadores/as y comunidad, consideramos que la situación reviste suma gravedad y la actitud por parte de las autoridades del Ministerio de Salud de CABA, es de una falta total de respeto y compromiso», afirmaron los trabajadores y las trabajadoras del lugar, que también apuntan a la falta o el arribo tardío de recursos para desempeñar sus tareas cotidianas como una de las cuestiones que agrava la problemática.

Entre las demandas que han solicitado a las autoridades y han sido respondidas con una completa evasiva, se cuentan la participación en el plan de obra y seguimiento de la misma, la entrega de los nuevos planos del CeSAC, la articulación con Edesur para dar de alta la energía eléctrica y así poner en funcionamiento los espacios de contingencia tales como la sala de espera, la farmacia, el trailer odontológico y el teléfono.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

“Miles de personas se quedaron sin un lugar para atender su salud”

Los trabajadores, las trabajadoras y la comunidad de Cildañez se encuentran en estado de alerta porque «continúan atendiendo en condiciones precarias, sin luz en reiteradas oportunidades, que en las unidades sanitarias móviles implica atender a oscuras, sin agua, sin ventilación aún en días de altas temperaturas, quedando desdibujado el afán de querer brindar salud, poniendo en riesgo tanto a la comunidad como a los/las trabajadores/as, y el Estado, protector de nuestros derechos, es el GRAN AUSENTE», tal como explican en el comunicado.

Algunos de los compromisos incumplidos en su totalidad o concretados parcialmente por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta -en relación con el actual plan de contingencia- han sido los siguientes: