Represión contra trabajadores de prensa

Cuando retratar la realidad se vuelve peligroso

Mientras cubrían una protesta de la cooperativa Madygraf, tres trabajadores de prensa fueron agredidos por la Policía de la Ciudad. Los fotógrafos Bernardino Ávila y Juan Pablo Barrientos fueron detenidos.

Una semana después de la represión a los trabajadores rurales durante el “Verdurazo” en Constitución, la Policía de la Ciudad volvió a embestir contra aquellos y aquellas que se oponen a las políticas económicas de la alianza Cambiemos. Esta mañana se realizó una protesta de trabajadores y trabajadoras de la cooperativa Madygraf para reclamar por la continuidad en la producción de libros escolares a bajo costo. Mientras los policías avanzaban sobre los manifestantes a la altura del Congreso, en Entre Ríos y Rivadavia, tres periodistas que cubrían la protesta fueron reprimidos: Lucas Martínez, periodista de El Destape Radio; Bernardino Ávila, fotógrafo de Página/12 y Juan Pablo Barrientos, fotógrafo de Revista Cítrica. Estos dos últimos fueron también detenidos.

La agresión hacia los trabajadores de prensa suscitó hasta la crítica de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas. “Repudiamos los hechos de violencia sucedidos esta mañana contra trabajadores de prensa por parte de fuerzas de seguridad en los alrededores del Congreso de la Nación, mientras se producían manifestaciones, y se solidariza con los agredidos”, cuestionó ADEPA a través de la red social Twitter. Por su parte, los delegados de Página/12 expresaron: “Exigimos la inmediata liberación de todos los detenidos #NoALaRepresión #NoSilencienALaPrensa”.

Entre los agredidos se encuentra Bernardino Ávila, autor de la foto que probablemente mejor haya retrato el gobierno macrista y dio la vuelta al mundo: mostraba a una señora mayor levantando unas berenjenas de la calle mientras la Policía de la Ciudad buscaba acabar por la fuerza con el Verdurazo de los productores de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT). Ávila se desempeña como fotógrafo profesional desde el año 1989 y ha atravesado su carrera como reportero gráfico en revistas relacionadas al deporte (El Gráfico) y ha colaborado en distintas publicaciones como Revista Caras, Revista Noticias y Diario Perfil.

Ávila fue detenido y trasladado a la Alcaldía 8, ex Comisaria 48, donde se encuentra junto a su colega Juan Pablo Barrientos. “En el caso específico de Bernardino, es una búsqueda por lo que pasó en Constitución hace pocos días, donde a él lo gasearon y se denunció su situación como trabajador de prensa”, sostuvo Fernando “Tato” Dondero, delegado de Página/12 y secretario general de Sipreba.