Verano de lucha

“Cuando Larreta y Acuña sean sólo un mal recuerdo, ‘el Cera’ va a seguir de pie”

Foto: Catalina Distefano

Tras la última medida cautelar que suspendió por segunda vez el traslado de la icónica escuela de Almagro, la comunidad educativa del Cerámicas realizó un abrazo simbólico y brindó una conferencia de prensa con el objetivo de rechazar la medida del Ejecutivo porteño.

Entre cautelares y fallos judiciales que conducen para un lado u otro, la comunidad educativa de la escuela de Cerámica Nº 1 volvió a plantarse en las calles para decirle una vez más al Gobierno de la Ciudad que “el Cera no se va”. Carteles y banderas coparon el frente de calle de la escuela, donde estudiantes, docentes y familias realizaron un abrazo simbólico tras brindar una conferencia de prensa en la que reafirmaron el rechazo a la medida del oficialismo y anunciaron próximas acciones. “Más allá de que esté suspendido el traslado, sabemos que en cualquier momento el Ministerio puede apelar. Por eso queremos seguir luchando para quedarnos de forma definitiva en el Cerámica”, dijo Luna, vicepresidenta del centro de estudiantes, en diálogo con El Grito del Sur.

Si bien la última cautelar dictada falló en favor de la comunidad educativa y frenó nuevamente el traslado, no pueden darse el lujo de estar tranquilos -asegura Luna-, ya que semanas atrás un fallo judicial revirtió la primera medida cautelar presentada en diciembre por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) para impedir que avance el proyecto del gobierno. Ante la posibilidad de que este escenario se repita, se mantienen alertas y permanecen en guardia todos los días en la esquina de Bulnes y Rivadavia, donde aprovechan para acercarse a los vecinos y las vecinas del barrio para comentarles el conflicto que atraviesan y juntar firmas en rechazo a la medida. “Es muy difícil que trasladen la escuela teniendo en cuenta que el 13 se empiezan a rendir exámenes, pero la realidad es que el escenario es impredecible”, explica Luna.

“Ya que dieron marcha atrás con el cierre de las escuelas nocturnas, estamos luchando para que suceda lo mismo con el Cerámicas. Pero sabiendo que, al igual que otras escuelas que también están en conflicto, tenemos que seguir dando la pelea”, concluyó la representante estudiantil. Estudiantes y docentes vienen resistiendo desde hace dos meses el intento del gobierno porteño de trasladar la escuela a un Polo de las Artes ubicado a siete kilómetros del edificio actual. Allí compartirían, además, el espacio con la escuela artística Rogelio Yrurtia. Lejos de responder a la demanda histórica de la comunidad educativa y ampliar el establecimiento de Bulnes 45, la ministra Soledad Acuña les propone compartir un terreno con otro colegio. La medida -denuncian- no fue consultada previamente con las familias ni con el personal docente ni tampoco con las autoridades, lo que explica en buena parte el rechazo unánime al traslado de la escuela.

Durante la jornada de ayer Eduardo López, secretario general de la UTE, hizo referencia al último informe publicado por el IVC de la Ciudad, que reveló que en los últimos tres años hay 50 mil nuevos niños y niñas en situación de calle. “Nosotros queremos todo para esos chicos: luz, gas, agua, casa, comida, pan, pollo, pescado, carne, verdura, fruta, arte y educación”, apuntó. También denunció los negocios inmobiliarios por los que -según afirmó- el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta pretende mudar distintos establecimientos educativos, una política iniciada durante la gestión de Mauricio Macri en la Ciudad. “Ni la fortuna de Larreta, ni la de Macri, ni la de Caputo valen un cm2 de lo que vale ‘el Cera’”, agregó.

Con un panorama incierto, pero con la firme convicción de defender su “segundo hogar”, la comunidad educativa proyecta ahora realizar una caravana en los próximos días y un gran festival a fin de mes para seguir activando previo al inicio del ciclo lectivo. “Cuando Macri, como Larreta y Acuña, sean sólo un mal recuerdo, les aseguro que ‘el Cera’ va a seguir acá, ampliado, y va a ser gracias a ustedes, gracias a los estudiantes, gracias a las familias, los vecinos y los docentes que resistieron durante este histórico verano”, expresó López sobre el final de la jornada.