Ska-P de gira por Argentina

Ska-P: «Ser feminista o antifascista debería ser obligatorio, si eres demócrata»

La banda se presenta el viernes 8 de febrero en el Estadio Único de La Plata, tras más de cinco años sin visitar el país. En una entrevista con El Grito del Sur, hablan sobre el crecimiento de la derecha en España y Latinoamérica, el impacto del movimiento feminista en el arte y sus proyectos musicales.

Son más de 26 años de ska y punk rock. La banda de adolescentes antisistema se transformó lentamente en una banda de cincuentones antisistema. Con parates, idas y vueltas, pero siempre con una misma línea de coherencia musical, Ska-P regresa a la Argentina para brindar un recital en el Estadio Único de La Plata, acompañados por Kapanga, Cadena Perpetua y Rivales. El Grito del Sur se comunicó con Pulpul, la histórica voz del grupo, para conocer qué piensan sobre la difícil situación política que atraviesa América Latina.

Vienen a tocar a Latinoamérica. ¿Cómo ven la llegada de Bolsonaro al poder y el crecimiento de la derecha en la región?

Cómo ha cambiado Latinoamérica en unos años, es increíble. Bolsonaro, el nazi tropical, como le dicen por acá, es el triunfo de los poderosos. Los más humildes de Brasil y el sector medioambiental del país sufrirán con vehemencia sus políticas neoliberales, porque además de ser un neofascista, es neoliberal, que no se nos olvide. Es un completo reaccionario, lo tiene todo: es racista, homófobo, misógino, xenófobo, clasista y su modelo económico es neoliberal. Va a vender el país y a empobrecer mucho a la población, violando los Derechos Humanos como buen fascista. Sino, tiempo al tiempo.

¿Qué sucede con esta misma situación en España? ¿Cómo ven el crecimiento de Vox? ¿A qué atribuyen este fenómeno?

Vox es el sector más fascista del PP. Han decidido separarse de su hermano mayor e intentan reconquistar la España más casposa y rancia de la historia. No hay que subestimarles: han hecho su trabajo muy bien, repitiendo mentiras y consignas populistas sin cesar y las mentes más débiles han caído en su red. La gente repite como loros que «los culpables de la situación son los inmigrantes», mientras el Gobierno salva a los bancos con miles de millones de dinero público. Bueno, es la ultraderecha que ha llegado golpeando fuerte y su mejor arma es la mentira repetida mil veces, ¿te suena? O reacciona la izquierda en España o vamos a regresar a 1936.

¿Qué impacto tiene el movimiento de mujeres y el feminismo en bandas como Ska-P al momento de pensar su música?

La revolución será feminista o no será. Ser feminista es defender la igualdad total entre hombres y mujeres, algo muy cabal. Pues los cenutrios de VOX quieren derogar la ley de violencia de género y llaman feminazis a las mujeres feministas que luchan por sus derechos y libertades, son unos cavernícolas. Ser feminista o antifascista debería ser obligatorio, si eres demócrata.

Respecto a su último disco, Game Over: ¿Sienten que hay más continuidades con lo que venían haciendo o es una apuesta más rupturista?

Cada disco es una etapa diferente en nuestras vidas. Yo creo que Game Over es el disco más maduro de todos y conserva la esencia de Ska-p al 100%, bueno… al 99%.

En lo personal, ¿cómo convives con el tinnitus (NdR: afección que genera percepción de ruidos molestos en el oído)? ¿Fue un freno o un estímulo para seguir trabajando?

El tinnitus es una de las cosas más jodidas que me ha tocado vivir, lo llevo sufriendo al menos 25 años y la intensidad de los acúfenos (pitidos) ha ido en aumento hasta el punto de sentir pánico a quedarme sordo. Menos mal que se cruzó en mi camino Isabel Ciges, una audióloga estupenda, que me explicó con pelos y señales por qué escucho ese ejército de grillos 24 horas al día y me dijo las palabras mágicas: «No te preocupes, no tienes por qué quedarte sordo». Tengo que cuidar mis oídos y protegerlos, acabar con cualquier estado de ansiedad o estrés y no irá a más, no dedicarle atención a esos acúfenos y usar los “In ear” en los conciertos y ensayos. Funciona, los grillos siguen ahí, pero ya no me asustan tanto.