Un reclamo histórico

Primer round por el boleto educativo

Militantes de la Federación Universitaria de Buenos Aires se movilizaron a la Legislatura porteña para exigir la implementación del boleto universitario. Denunciaron los fuertes aumentos en las tarifas y su impacto en el acceso a la educación pública.

Militantes de diferentes organizaciones políticas que conducen la Federación Universitaria de Buenos Aires se concentraron esta mañana en las puertas de la Legislatura porteña para realizar una presentación exigiendo la implementación del boleto educativo. Con pancartas y carteles, les estudiantes se ubicaron frente al vallado policial y un grupo de representantes presentó un escrito con las principales reivindicaciones.

Fernando Ramal es presidente de la FUBA y militante del Partido Obrero. En diálogo con El Grito del Sur, explicó: “Con el nuevo tarifazo, ir a estudiar puede llegar a salir hasta 1500 pesos. Esta es una consigna histórica, pero tiene una implicancia mayor con el ajuste que impulsa el Gobierno. Los tarifazos y el congelamiento de las becas PROGRESAR, sumados al ajuste general en curso, nos presenta una política de Estado que impulsa la deserción universitaria”, aseguró Ramal.

La intervención es la primera movida estudiantil de un año que se augura picante. El 6, 7 y 8 de marzo les docentes universitarios ya anunciaron un paro exigiendo la revisión de la paritaria salarial docente. Desde la FUBA confirmaron que acompañarán la medida con la instalación de una carpa educativa frente al Ministerio de Educación de la Nación, con la idea de aglutinar las reivindicaciones del sector.

“Al gobierno nacional no le conviene un boleto educativo. Hay un ajuste general en el país y especialmente en la educación pública. Les docentes han perdido un 20% del poder educativo e incluso se evidencia un ataque mediático a la universidad pública. El Gobierno está intentando achicarla como achicó el resto del Estado”. La que habla es Eva Dimópulos, presidenta de la FUBA por la agrupación La Mella.

La nota presentada por les estudiantes está dirigida a las comisiones de Educación, Transporte y Hacienda, encargadas de legislar en la materia. La presentación en la Legislatura es el primer round de un 2019 que se prevé cargado de luchas por el presupuesto universitario y los salarios docentes. “El 50% de los estudiantes se traslada desde la Provincia de Buenos Aires y tiene que tomar más de un medio de transporte. Estamos hablando de una problemática real para la permanencia en la Universidad”, expresó Lucía Cámpora, vicepresidenta de la FUBA y referenta del espacio kirchnerista en la UBA.

“Para les que trabajamos es cada vez más difícil llegar a fin de mes. Y para les que no trabajan es cada vez más complicado conseguir un laburo”, explicó Sacha Unamuno, estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras, militante de Nuevo Encuentro y vicepresidente de la Federación. “Queremos visibilizar una demanda que, a esta altura, se vuelve un imperativo para sostener las cursadas”, agregó.

El amplio marco de unidad de fuerzas estudiantiles replicó, en una primera acción, la alianza que se sellara en diciembre del año pasado con la elección de la nueva conducción de la Federación. “Acá hay sólo dos bandos: les que ajustan y les que estamos siendo ajustados. Para enfrentar al macrismo debemos hacerlo en unidad y encontrar esos puntos de acuerdo. Las otras diferencias son secundarias”, concluyó Unamuno.