Los vecinos cubren los baches del gobierno porteño

Crece la educación popular en la Villa 21-24

Foto: Roque Azcurraire

Familias, docentes y estudiantes de la 21-24 se reunieron para celebrar la inauguración del anexo del Instituto Alfredo Palacios, que llevará el nombre "Pueblos de América". En el mismo funcionará un profesorado orientado a formar docentes para el nivel primario.

En uno de los barrios más golpeados por las políticas de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires, un grupo de docentes, estudiantes y vecinos nucleades en el colectivo ‘Decir es poder’, se organizaron para construir el anexo del Instituto Alfredo Palacios. Tras largos meses de trabajo, la Villa 21-24 vio nacer el último viernes a la escuela “Pueblos de América”, que dictará la carrera de Profesorado de Educación Primaria. La inauguración contó con la presencia de unos 500 vecinos y vecinas, docentes de la institución, estudiantes y referentes políticos como Juan Grabois, del MTE, Eduardo López, de UTE, el Padre Toto de Vedia, el obispo Gustavo Carrara y Nacho Levy, referente de La Garganta Poderosa. “Hay una gran expectativa por esta obra y es muy conmovedor ver la colaboración y el reconocimiento de los vecinos del barrio”, dijo Maximiliano Malfatti, docente del profesorado, en diálogo con El Grito del Sur.

Foto: Roque Azcurraire

El acto de inauguración contó con distintos oradores, entre los que se destacaron Mario Gómez, vecino y dueño del terreno donde se construyó la escuela, Lucas Bogado, miembro de la Junta Vecinal, Mabel Arreguez, estudiante, y Maximiliano Malfatti, docente. La jornada fue muy emotiva, cargada de alegría, arte y muchos colores: estuvieron presentes las murgas y quienes participan de la escuelita de baile en el barrio. Se inauguró también un mural realizado por el Colectivo Carpani en homenaje a Néstor Orrequia, docente que trabajó en el barrio llevando adelante programas de formación, educación y alfabetización.

Maximiliano Malfatti, docente de la Escuela “Pueblos de América”. Foto: Roque Azcurraire

Finalmente, luego del acto formal de inauguración, la escuela dio ayer sus primeros pasos abriendo las puertas a les más de 90 estudiantes inscriptos e inscriptas en la carrera. Las clases empezaron a dictarse a las 14hs y finalizaron a las 22, con un aplauso unánime de la comunidad educativa a modo de celebración de este pequeño gran paso que significó para la población de la 21-24 poder tener acceso en el barrio a una escuela de formación terciaria. “Un pibe que enseña es un pibe empoderado que se da cuenta de lo que puede hacer”, decía Malfatti unos meses atrás en una entrevista con este medio.

La pedagogía sublevada

Si bien la institución cuenta con el reconocimiento del Gobierno de la Ciudad y su plan de estudios fue aprobado por la cartera educativa, el personal docente no percibirá ningún tipo de ingreso, es decir, hay 18 docentes que estarán llevando adelante su labor de manera totalmente gratuita. Del mismo modo, el Ejecutivo porteño tampoco se hizo cargo de bajarles presupuesto ni los materiales necesarios para desarrollar las actividades diarias. En este sentido, Malfatti destaca y agradece la colaboración de los vecinos y las vecinas que se han acercado hasta el momento a colaborar con distintos elementos y útiles.

Foto: Roque Azcurraire

Quienes quieran colaborar con donaciones pueden acercarse a la manzana 23 casa 11 bis, donde las estarán recibiendo, o comunicarse via e-mail a anexopueblosdeamerica@gmail.com y decirespoder@gmail.com.