Los jueces fallaron a favor de la comunidad educativa

El Cera se queda en Bulnes 45

Foto: Catalina Distefano

Tras la audiencia judicial del viernes, peticionada por el asesor tutelar de Cámara, Gustavo Moreno, dos de los tres jueces que intervinieron en el caso resolvieron rechazar la apelación del gobierno porteño y ratificaron la suspensión del traslado del Cerámica.

Este viernes 1 de marzo tres representantes del centro de estudiantes del Cerámica asistieron a la audiencia solicitada por el asesor tutelar Gustavo Moreno para explicarle a los jueces por qué se oponen al traslado de su escuela al barrio de Mataderos. También participaron del encuentro funcionarios del Ejecutivo porteño, que intentaron nuevamente justificar la decisión ministerial de vaciar el edificio de Bulnes 45. “Vamos a seguir en las calles porque es lo único que nos ha dado resultado hasta el momento”, sostuvo Romina, docente de la escuela, en diálogo con El Grito del Sur.

Foto: Catalina Distefano

El encuentro del viernes fue tan importante como único. Fue la primera vez que la Justicia convoca al centro de estudiantes a una instancia de diálogo y entiende a éste como el órgano de representación estudiantil. De la audiencia participaron también docentes y la abogada de UTE, sindicato que viene acompañando el caso desde que se difundió la resolución.

Finalmente, pasado el fin de semana largo y habiendo deliberado después de escuchar a todas las partes, dos de los tres jueces intervinientes resolvieron rechazar la apelación del Gobierno de la Ciudad y reafirmar la suspensión del traslado de la institución educativa. Si bien la resolución es favorable, -explica la docente- aún no se han derogado los artículos 2, 3 y 4 de la resolución 3842 que dispone el traslado y la cartera educativa conducida por Soledad Acuña tiene todavía la posibilidad de apelar una vez más ante la Justicia.

Esta mañana la comunidad educativa del Cerámica y el Rogelio Yrurtia se concentraron frente al Ministerio de Educación para presentar las 16 mil firmas reunidas en contra del traslado. El reclamo ahora tiene que ver con exigir la derogación de los artículos 2, 3 y 4 de la resolución 3842 o, en su defecto, la eliminación de dicha normativa y la generación de una nueva que determine únicamente la mudanza del Yrurtia.

Los próximos pasos aún son inciertos, pero lo concreto es que durante el verano el gobierno de Larreta ha recibido como respuesta una gran resistencia a sus políticas y en la mayoría de los casos debió dar marcha atrás.