Una película de Alberto Masliah

El sonido de los tulipanes

Con un elenco encabezado por Pablo Rago y Calu Rivero, el policial que se estrenará el próximo 9 de mayo está ambientado en plena crisis del 2001 y devela el accionar cotidiano de los grandes medios de comunicación en torno a la manipulación de las noticias.

El próximo 9 de mayo se estrena en diferentes salas de todo el país El sonido de los tulipanes, un policial protagonizado por Pablo Rago y Calu Rivero, y que además cuenta con las actuaciones de Roberto Carnaghi y Gerardo Romano, entre otros. El film dirigido por Alberto Masliah está ambientado en plena crisis del 2001 y gira en torno a una muerte en circunstancias extrañas, que da lugar a una historia en la cual los grandes medios de comunicación muestran su faceta más oscura al momento de permitir o restringir la revelación de la verdad de los hechos.

Marcelo Dimmarco (Pablo Rago) trabaja de periodista en la sección de policiales de un diario de importante circulación al cual detesta. Distanciado de su hijo y separado de su esposa, un día se encuentra con su padre Antonio Dimmarco (Roberto Carnaghi), prestigioso intelectual y ex activista político, hallado muerto en la bañera de su casa bajo motivos no revelados. A partir de allí la película se inmiscuye en diferentes escenas que dan cuenta de los vínculos y silencios que unen a sus personajes, así como de la herencia social y cultural de la última dictadura cívico-militar a partir de la reaparición de viejas ideas y prácticas implementadas en los años neoliberales que antecedieron al estallido social.

Mientras se emprende la búsqueda de indicios para resolver el asesinato de Dimmarco, aparece un juego de opuestos en el cual Marcelo no sabe quién era verdaderamente su padre y Carolina (Calu Rivero) no sabe quién es ella misma. Precisamente, Carolina, una misteriosa joven vinculada al padre de Marcelo en los últimos años de su vida, busca desviarlo de la verdadera historia con la intención de ocultar su condición de hija de desaparecidos y proteger a su apropiador. Asimismo, el escritor devenido en periodista busca datos para resolver el nudo que plantea la película y se enfrenta desde la redacción a los turbios manejos de la información por parte de su jefa y el resto de los editores que conforman el medio de comunicación en el cual trabaja. También se exhibe en la trama el estrecho vínculo entre el narcotráfico, el poder político y la corrupción.

La historia se inserta además en un marco político significativo de la Argentina contemporánea, dado que les protagonistas descubren que la principal forma de conocer los motivos de la muerte de Dimmarco parte de la peculiar novela que llevó a Marcelo al éxito efímero como escritor. La publicación de El Sonido de los Tulipanes al Doblarse provoca la ruptura definitiva entre padre e hijo y cuenta la investigación de un periodista sobre una estafa de altos mandos exiliados durante la última dictadura, entre quienes figuran -además de su propio padre- el “Loco” Bertolini -ex dirigente político de las juventudes revolucionarias-, el aclamado pintor “Holandés” Van der Veelde y el “padre” de Carolina.

El sonido de los tulipanes fue producida con el apoyo del INCAA por Sombracine, una productora audiovisual dedicada al desarrollo y producción de contenidos propios y de terceros a nivel nacional, regional e internacional. Este es el sexto largometraje dirigido por Alberto Masliah, y cuenta con un guión original escrito por Masliah junto a Hernán Alvarenga, con la colaboración de Lucas Santa Ana.