Histórica entrevista a Francisco

Un Papa tan progre como conservador

En otro acto disruptivo de su papado, Bergoglio concedió una entrevista para la TV española y contestó sobre temas calientes: aborto, diversidad sexual, abusos en la Iglesia, corrupción, capitalismo, Venezuela... las mejores frases de un reportaje histórico.

Sin pelos en la lengua, el Papa Francisco opinó sobre el aborto, los abusos en la Iglesia, el capitalismo, el feminismo, la desigualdad, la homosexualidad y hasta se permitió hacer referencia a una “Tercera Guerra Mundial de a pedacitos” en una entrevista histórica, mano a mano, que le concedió al periodista español Jordi Évole para “Salvados”, uno de los programas periodísticos más prestigiosos en todo el mundo y que se emitió anoche en vivo para el Viejo Continente. “Usted es hijo de inmigrantes: ¿Qué se le pasa por la cabeza cuando ve que 35.000 personas han perdido la vida en el Mediterráneo con la intención de llegar a Europa?”, fue la primera pregunta que lanzó Évole, en un diálogo que en principio tuvo como eje el problema de los refugiados, en el que Francisco se explayó a gusto y disparó fuertemente contra la xenofobia de moda en Europa. Pero la charla se diversificó hacia distintos temas mucho más incómodos, en los que al Papa se lo escuchó en más de una ocasión en contradicción con el pensamiento histórico de la institución a la que representa (dijo, por ejemplo, que hay “ir limpiando” el Vaticano) y, al mismo tiempo, a la derecha de los avances de la sociedad en materia de derechos civiles.

La entrevista ya tomó un carácter histórico, dado que es la primera vez que un jerarca de la Iglesia Católica se somete a un reportaje cara a cara sobre diversos asuntos que hacen incluso a la corrupción y las violaciones de esa institución. El Grito del Sur recopiló las principales definiciones de Francisco, todavía frescas, sobre los temas más polémicos:

-Migración, el muro de Trump y los refugiados en Europa: “El que levanta un muro termina prisionero del muro que levantó. No entiendo la injusticia que hace que alguien tenga que emigrar y la injusticia de quien le cierra la puerta. El mundo se olvidó de llorar”.

-Capitalismo sí, capitalismo no: “El sistema financiero crea las guerras, por la posesión de la riqueza”, dijo el Papa antes de lamentarse de que, según su percepción, estamos ante una “Tercera Guerra Mundial de a pedacitos”. “No soy anti-capitalista. Tampoco anti-socialista. Mi guía es la doctrina social de la iglesia”.

-Venezuela: “La Santa Sede medió y la cosa fracasó, no anduvo. Hubo comunicaciones, fueron varias veces de mediaciones, algunas discretas y extraoficiales, pero no se terminó de resolver eso”.

-Feminismo: “¿La mujer está bien representada en la Iglesia?”, preguntó Jordi. “No”, reconoció el Papa. Y agregó: “La Iglesia no puede ser Iglesia sin la mujer, porque la Iglesia es femenina. Más que funciones en la Iglesia, que las tienen que tener, hay que promover el estilo femenino de la Iglesia”.

-Abusos en la Iglesia Católica: “Entiendo la decepción de las víctimas de abusos sexuales, porque uno a veces busca resultados, hechos concretos en el momento. Si hubiera ahorcado a cien curas abusadores en la Plaza de San Pedro habría ocupado espacios. Mi interés no es ocupar espacios, sino iniciar procesos y eso lleva su tiempo. “Hasta que explotó el asunto de Boston, la hermenéutica y la interpretación era cubrir, tapar y evitar males futuros. Pero la estadística, de 70 años para acá, disminuyen notablemente las cosas. Eso quiere decir que se ha tomado una conciencia y un proceder distinto”.

-Aborto: Consultado sobre la posibilidad de que una menor violada pueda acceder al derecho de la interrupción legal del embarazo, dijo: “Yo la entendería a ella en su desesperación, pero también sé que no es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema”.

-Diversidad sexual: Una de las últimas polémicas en la que se vio envuelto el Papa fue cuando aseguró que, si en una familia había una persona homosexual, debían ayudarlo llevándolo “al psiquitra”. “Las tendencias no son pecado”, dijo y se justificó en que “los medios tergiversaron” sus declaraciones. Aunque aseguró que la diversidad sexual “es algo raro”. “¿Es pecado?”, se le preguntó. “En teoría no es así, pero estoy hablando de un chico que se está desarrollando y los papás empiezan a ver cosas raras. Consulten por favor y ahí se verá a que se debe”.

-Corrupción: “Acá en el Vaticano somos seres humanos como todos. Hay que ir limpiando el Vaticano de pecados”.