Día Nacional de Lucha contra la Violencia Institucional

“Macri y Bullrich apañan a los policías que matan a los pibes por la espalda”

Famialiares, amigos y amigas de las víctimas del gatillo fácil se concentraron hoy en la Plaza de Mayo para denunciar el recrudecimiento de la violencia institucional desde la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada. La Doctrina Chocobar y la aprobación del uso de las pistolas Taser fueron las principales denuncias.

Desde hace seis años se conmemora en nuestro país el 8 de mayo como el Día Nacional de Lucha contra la Violencia Institucional, en homenaje a la Masacre de Budge, que consistió en el asesinato de tres jóvenes a manos de suboficiales de la Policía Bonaerense. Desde entonces, en articulación con la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional, familiares de las víctimas de la violencia ejercida por las distintas fuerzas de seguridad, se organizan para denunciar esta política sistemática que golpea principalmente a los pibes de los barrios más humildes de la Argentina. “Estamos en la Plaza de Mayo acompañando a las madres y los familiares para denunciar que hoy la violencia institucional es política de Estado”, dijo a este medio Leonardo Grosso, diputado nacional por el Movimiento Evita y referente de la Campaña.

Pasado el mediodía empezaron a concentrarse alrededor de la Pirámide de Mayo padres, madres, vecines y amigues de las víctimas del gatillo fácil. También participó de la movilización el Colectivo Nadia Echazú, una organización compuesta por mujeres trans que esta tarde denunció el hostigamiento y la violencia que reciben a diario por parte de las fuerzas de seguridad. “Estamos en una situación compleja, sabemos que la violencia institucional atraviesa a todos los gobiernos, pero la diferencia es qué respuesta da el Estado frente a cada caso”, expresó Horacio Pietragalla, diputado nacional por Unidad Ciudadana.

Les organizadores montaron una radio abierta en medio de la Plaza, de la que participaron distintos familiares y referentes políticos y sociales. Paula Penacca, Mariano Recalde, Lorena Pokoik y Javier Andrade, legisladores y legisladoras de Unidad Ciudadana; Mónica Macha, diputada nacional de Unidad Ciudadana y referenta de Nuevo Encuentro, también acompañó la manifestación frente a la Casa de Gobierno. Todes les presentes apuntaron contra el gobierno de Cambiemos y criticaron duramente su política represiva: “Macri y Bullrich matan a nuestros pibes en los barrios y en cada esquina de la Argentina. Macri y Bullrich apañan a los policías que matan a los pibes por la espalda”, denunció Grosso.

“Estamos frente a un gobierno neoliberal, sus políticas tienen una incompatibilidad total con los derechos humanos y una alianza con las fuerzas de seguridad porque necesitan de la represión para contener parte del enojo social que ellos mismos generan”, agregó Pietragalla. Esta semana se aprobó oficialmente el uso de las pistolas Taser, ignorando las declaraciones de los organismos nacionales e internacionales que se pronunciaron contra esta medida, y generó, como era de esperarse, una ola de críticas al Gobierno y en especial a la ministra Patricia Bullrich. “Nosotros metimos un proyecto en la Comisión de Derechos Humanos del Congreso para impedir el uso de las Taser, pero nunca convocaron a comisión. Es casi una monarquía lo que vivimos, solamente se trata lo que al Poder Ejecutivo la interesa”, expresó con preocupación el diputado nacional de Unidad Ciudadana. Sin embargo, hacia el final, se mostró esperanzado: “Estamos ante un panorama difícil, pero con la esperanza de que en breve se acabe este gobierno y puedan volver nuevamente las políticas de defensa y promoción en materia de derechos humanos”.