Dora Barrancos, socióloga feminista

“La falta de presupuesto en Ciencia no es romántica, es traumática”

Luego de renunciar al directorio del Conicet, Dora Barrancos cuenta qué la llevó a tomar esta decisión y habla de la asfixia presupuestaria que sufre el sector, de la cual son principales víctimas la nueva camada de científicos y científicas en el país.

La socióloga feminista Dora Barrancos renunció la semana pasada al directorio del Conicet, a modo de protesta y como gesto político por el ajuste que sufre el organismo de Ciencia y Técnica. A esto se suman las demoras en la incorporación de miembros electos el año pasado, tales como Mario Pecheny y Alberto Kornblihtt. Su salida coincidió con la aparición de la bióloga Marina Simian en el programa ¿Quién quiere ser millonario?, conducido por Santiago Del Moro, donde ganó 500 mil pesos y aseguró que los destinará “para financiar el laboratorio” donde trabaja.

En diálogo con El Grito del Sur, Barrancos contó en detalle los motivos por los cuales renunció a este espacio de toma de decisiones ocupado por las científicas y los científicos más prestigiosos del país. “Mi declinación tiene un resorte moral. Hace un año hubo elecciones correspondientes tanto al área de Ciencias Sociales y Humanidades como a Biológicas y Salud porque el sistema de cambio de directores científicos es a través de elecciones. En el caso de Sociales, ganó ampliamente Mario Pecheny y en Biológicas Alberto Kornblihtt. Yo me impuse una espera prudencial, pero había anunciado que más allá de lo imprudente iba a renunciar. Y tal fue lo que ocurrió. Dan vueltas y vueltas, creo que hay una cuestión política ahí”, contó la especialista en tematicas de géneros.

Consultada por las posibles motivaciones políticas que vienen frenando el cambio de autoridades en el directorio del Conicet, Dora Barrancos señaló que lo que le molesta al Gobierno “está en los señalamientos agudos e hipercríticos que ha tenido Alberto Kornblihtt, cuya voz llega a unas comunidades de mayor sensibilidad. Las actividades de las Ciencias Sociales tienen menor posibilidad de tener una intersección social más aguda; en cambio, esta área tiene a la comunidad abiertamente sensibilizada por la falta de recursos y demás. Ese es el cálculo absurdo que han hecho”.

El otro motivo de la renuncia de Barrancos reside en el ajuste evidenciado por una reducción y subejecución de las partidas presupuestarias que se destinan al organismo estatal. “He sido una gladiadora desde que cambiaron drásticamente las políticas científicas. Siempre he estado en una actitud de denuncia pública, no de rezongo escondido. Defendí encarnizadamente nuestra disciplina y el área de Ciencias Sociales, que ha sido muy hostigada por los ejércitos trolleros. Las consecuencias de este retroceso son dolorosas y graves. Duele mucho la limitación de ingresos al Conicet. Al mismo tiempo, alarma que no haya recursos para el funcionamiento de las unidades dependientes del mismo. La falta de presupuesto no es romántica, es traumática”, denunció la socióloga.

Por último, Dora se refirió a la colega que participó en el programa “¿Quién quiere ser millonario?”, conducido por Santiago Del Moro en la pantalla de Telefé.  “No podemos de ninguna manera descalificar a la joven colega que estaba desesperada por falta de recursos. Ella no quiso, pero ahí se produjo un hecho político de envergadura que se reprodujo de manera más ampliada cuando el propio Presidente la recibe”, opinó Barrancos, quien aseguró su esperanza en las nuevas generaciones de científicos y científicas y en un posible cambio de políticas a partir de la elecciones presidenciales de octubre.