Se vienen las elecciones en el gremio de los estatales

Una elección ATE-R

Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital, se lanzó a la disputa de ATE Nacional bajo la premisa de la "refundación", tal como adelantó El Grito del Sur hace un año. Por primera vez, la histórica conducción del gremio, a manos de "Cachorro" Godoy, está al menos en discusión. La disputa por los números finales en la provincia, la clave de la elección.

El 7 de agosto es la fecha que les estatales tienen ya resaltada en verde en sus agendas: ese miércoles, apenas unos días antes de las PASO nacionales, irán a las urnas en sus espacios de trabajo para votar la nueva conducción de ATE a nivel nacional. La elección tiene, este año, un tono especial, porque será luego de tres años y medio de haber resistido despidos masivos, de haber tomado ministerios, de marchas, de haber sido señalados por Cambiemos como uno de los males del país, de haber retrocedido casi como ningún otro sector en materia salarial y hasta de haber trabajado en ministerios que dejaron de existir para transformarse en meras secretarías. Un infierno.

Y la elección tendrá además un condimento político que no tuvieron otras años atrás: por primera vez la conducción del gremio, hoy en manos de Hugo “Cachorro” Godoy, estará puesta en discusión. Habrá una lista que aspira arrebatarle el lugar, y la encabeza el secretario general de ATE Capital, Daniel “El Tano” Catalano, identificado con el kirchnerismo.

Catalano oficializó su lista el sábado pasado, junto con Carlos Quintriqueo, secretario general de ATE y de la CTA de Neuquén, quien irá como su secretario adjunto. El eslogan será el mismo que impulsaron desde que Catalano asumió a fines de 2015 en ATE Capital: “la refundación está en marcha”.

La apuesta de la lista, según confiaron a este medio, es sumar los votos donde ya se hace fuerte en el interior, y por lo menos aspirar a una buena cosecha en provincia de Buenos Aires, donde Godoy pisa fuerte. Con un piso considerable en territorio bonaerense, dicen en la Verde y Blanca, alcanzaría para que la “refundación” pase a ser un hecho.

Si bien se especuló en torno a su candidatura, el propio Catalano había confirmado ya el año pasado en una entrevista con El Grito del Sur que jugaría. “Sería muy cómodo quedarme acá en Capital. Creemos que ATE es un sindicato que tiene mucho para aportar y no lo está haciendo. Porque con resistir no alcanza: lo importante, creemos, es articular el sindicato con la realidad política y social, dentro de una concepción global de país, de proyecto. Si no, no sirve”, había dicho.

Catalano es parte del movimiento 21-F, que se armó al calor del acercamiento progresivo de Hugo Moyano al kirchnerismo, y que le permitió a un amplio abanico de sindicatos que presionaban a la CGT por su inmovilidad, salir a las calles con fuerza para enfrentar el ajuste. De esa mesa, participaron entre otros Hugo Yasky (con quien se referencia Catalano), Sergio Palazzo (La Bancaria) y hasta el propio Pablo Michelli, otrora aliado de Godoy, hoy distanciado.

Godoy, por su parte, viene de lanzar un paro el miércoles pasado. También fue uno de los que presionó para que la CGT se radicalizara, aunque con otro marco de alianzas, más cercano a la izquierda partidaria y a los movimientos sociales. Días atrás, dio un giro inesperado: festejó la fórmula Fernández-Fernández, y aseguró que “todos los sectores del pueblo podemos hacer un aporte” al nuevo frente.

Así las cosas, cada sector hace su apuesta y la campaña promete una temperatura opuesta a la que habrá en pleno agosto.