Performance "Evita el Macrismo"

La marea feminista volvió para ser millones

Bajo la consigna 'Evita el Macrismo', 100 Evitas diversas ocuparon el centro porteño en la tarde de ayer para recordar a la abanderada de los humildes y apoyar la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner.

Antes de eso éramos pocos los que pululábamos por la explanada del Obelisco. Algunos turistas desorientados sacándose fotos con las letras gigantes de pasto artificial, una chica aferrada ansiosa a su celular, varios indigentes intentando dormir sobre la grada semicircular de piedra.

A las cuatro y media una mujer envuelta en satén celeste, y con el pelo prolijamente peinado hacia atrás, rompe la monotonía del paisaje. La joven resplandece entre el género brilloso y el collar de perlas, su figura etérea refracta la poca luz de una tarde otoñal. Se encuentra con otras personas que la reciben entre abrazos y le arreglan el maquillaje. Párpados celestes que combinan con el vestido, labios pintados de rojo fuego que no acatan fácilmente. Aunque muchos necesiten verla dos veces para cerciorarse es ella, Eva, la abanderada de los humildes vestida de gala, la que pocos minutos después posa frente a las cámaras.

Fotos: Abril Pérez Torres

Al rato se le suma otra más, aunque en este caso podría pasar desapercibida. Evita montonera, de camisa blanca suelta, pantalones negros y chaquetas beige. El pelo largo ondea hacia un solo costado mientras se prende un pucho.

Fotos: Abril Pérez Torres

Le sigue la actriz, con un vestido celeste de lunares grandes y los ojos fuertemente delineados de negro. Es ella la que -dicen los que dicen-  conoció a Perón allá por 1944 en el Luna Park en un acto a beneficio de los damnificados por el terremoto de San Juan.

Fotos: Abril Pérez Torres

Mientras se multiplican las Evas aparece un cuarto personaje, la sindicalista. De trajecito gris y zapatos bajos. Modesta y formal, fue ésta Eva la que hace 70 años formó el Partido Peronista Femenino, y hace 72 logró que las mujeres pudieran ejercer el derecho cívico de votar. Su alter ego millenial lleva el pelo teñido de violeta y un pañuelo verde anudado a la muñeca que le dan un aire punk.

Fotos: Abril Pérez Torres

La última en aparecer se destaca por la flor fucsia en el ojal y el rodete ineludible. Eva, la autora de La Razón de Mi Vida, sonríe a sus compañeras y se agrega los aros de clip. Ella, la que escribió: Cuando un pibe me nombra “Evita”, me siento madre de todos los pibes y de todos los débiles y humildes de mi tierra” ahora llega caminando por Diagonal Norte.

Fotos : Abril Pérez Torres

Organizada por el Comando Evita, la performance colectiva “Evita el Macrismo” reunió a cien personas, en su mayoría mujeres, para encarnar cinco momentos de la vida de la líder peronista. Este acto, político, social, artístico y comunicacional, respondió fundamentalmente a dos causas: homenajear a Eva en vistas de cumplirse un siglo de su nacimiento y reforzar el apoyo popular a la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner.

Con la participación de figuras del espectáculo y periodistas de la radio Futurock, el cardumen de Evitas marchó desde el Obelisco hasta el Ministerio de Desarrollo Social cortando dos carriles de la 9 de Julio. Una gran cantidad de fotógrafos profesionales y amateurs registraron el evento. Mientras las actrices encarnaban una cierta “zombie walk peronista”, la multitud coreaba una reversión de la legendaria marcha que, aunque nadie se terminó de aprender, explotó al ritmo de “peronismo con Cristina, machirulo sos cagón”.

Fotos: Abril Pérez Torres

En una nota reciente para el diario Tiempo Argentino, la socióloga e historiadora Dora Barrancos explica que entender la figura de Eva Perón desde los parámetros del feminismo contemporáneo es un anacronismo. Sin embargo, Barrancos asegura que “su voluntad transgresora la coloca en el cauce del feminismo”. Todo lo que sucedió entre el Obelisco y el Ministerio de Desarrollo Social el día de ayer fue una estrategia contra el anacronismo, o como prefirieron llamarla sus organizadoras, una ‘invocación a la figura de Eva Perón’.

Fotos: Abril Pérez Torres

“Sin duda Eva y Cristina son figuras indispensables para el feminismo por los derechos que conquistaron para el campo de la mujer, pero también porque entendemos que no hay justicia social sin feminismo ni feminismo sin justicia social y ellas son dos representantes de ésto”, explicó Soledad Guarnazia, organizadora del evento e integrante del Comando Evita.

Fotos: Abril Pérez Torres

Fotos: Abril Pérez Torres

Frente al Ministerio y bajo la monumental imagen metálica de Eva -obra del escultor Alejandro Marmo-, los presentes contemplaron la performance propiamente dicha. Luego de homenajear a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo -atándose pañuelos blancos en sus cabezas al ritmo de “Los dinosaurios” de Charly García-, les performers “votaron” en una urna sus cartas a CFK, a quien el comando se encargará de dárselas personalmente. Con ovaciones a Cristina y abucheos a los otros posibles candidatos, incluido el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, les presentes demostraron su apoyo a la ex presidenta que aún no anunció si se postulará en las elecciones de octubre.

Fotos: Abril Pérez Torres

A las siete de la tarde la  movilización se dio por finalizada con aplausos y vítores. Jóvenes y adultes continuaron habitando la calle, sacándose selfies y bailando desordenados una marcha peronista con notas pop. A cien años del nacimiento de Eva Duarte de Perón, queda claro que su legado no sólo sigue vivo en la política tradicional, sino que puede ser reapropiado, traído al siglo XXI y transmitido en vivo. Porque si en algún momento se dijo que  la revolución no será televisada, este año la elección si será instagrameada.

Fotos: Abril Pérez Torres

Fotos: Abril Pérez Torres