Respuesta popular a la agresión de dos personas en situación de calle

“Los discursos de odio del Gobierno son cómplices de este horror”

En un mensaje en el que responsabilizan al Gobierno porteño, las organizaciones sociales del Segundo Censo Popular de Personas en Situación de Calle repudiaron "los discursos de derecha" que fomentan los ataques como el que recibieron dos personas bajo la General Paz.

“Cuestionamos todos los discursos de derecha que instalan que quienes están en situación de calle son los criminales por ¨elegir¨ esta situación, cuando los criminales son los gobiernos que llevan adelante políticas de hambre y muerte que dejan a miles de personas en situación de calle y lxs vecinxs que realizan este tipo de atrocidades por intolerancia y fascismo”. Así, en duros términos, las organizaciones que realizaron el Segundo Censo Popular de Personas en Situación de Calle repudiaron la agresión que sufrieron dos personas sin techo hace tres semanas y que se conoció esta mañana a través de la difusión de un video filmado por los propios autores del ataque.

La alusión a “los discursos de derecha”, que para las organizaciones fomentan este tipo de agresiones, tiene un destinatario principal: el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Hace apenas unos días, en un programa de televisión, el propio Horacio Rodríguez Larreta reiteró esa posición frente a esta problemática. “Vienen a pasar el día”, lanzó el jefe de Gobierno.

El comunicado lo firmaron Proyecto 7, No Tan Distintas, la Asamblea Popular Plaza Dorrego, la Red Puentes del MP La Dignidad  y las ONG Abrigar Derechos, Sopa de Letras y Ciudad Sin Techo, entre otros.

“Rechazamos contundentemente todo tipo de violencia que se ejerza contra los cuerpos de nuestrxs compañerxs en situación de calle y exigimos que el Estado garantice sus derechos, tal como exige la Ley N° 3706 de Protección y Garantía Integral de los Derechos de las Personas en Situación de Calle y en Riesgo a la situación de calle”, agregaron y exigieron justicia por el ataque.

Por su parte, la organización No Tan Distintas apuntó directamente al Gobierno. “Los discursos y las políticas de odio de parte del gobierno actual son cómplices de este horror. La mirada fascista de los gobernantes sobre los sectores populares se instala en el tejido social y alienta estas prácticas violentas al promover y habilitar la mano dura, el revanchismo y la tortura vecinal. Esto sucede porque existe una habilitación política y social para que estos crímenes ocurran”, afirmaron.