Marchas de antorchas en todo el país

El sistema universitario y científico, en llamas

La comunidad universitaria y científica de todo el país volvió a las calles para denunciar el agresivo recorte aplicado por el Gobierno en el área.

En paralelo a la enorme rebelión desatada en Brasil contra las políticas privatizadoras de Jair Bolsonaro en materia educativa, la comunidad universitaria y científica de nuestro país ocupó nuevamente las calles para poner de relieve la asfixiante situación que sufre el sector. Docentes, estudiantes, no docentes y científicos marcharon con antorchas en las principales ciudades de nuestro territorio para decirle basta a las medidas de ajuste que vienen golpeando a las universidades, la ciencia y la tecnología. Además expresaron su completa adhesión al paro general convocado por la CGT: “Vamos a ir al paro general para decirle a este gobierno que se terminó el tiempo del saqueo y comienza el tiempo que hemos construido en estos años a lo largo y ancho de este país con las movilizaciones de los trabajadores en las provincias y en las pequeñas ciudades, con las marchas de los universitarios que el año pasado les dijimos que el derecho a una universidad popular, abierta, democrática, sin aranceles y sin restricciones no se toca”.

Foto: Muriel Schtivelband

En el marco del paro de 48 horas convocado por la docencia universitaria, las comunidades refuerzan el plan de lucha y apuntan directamente contra el presidente Mauricio Macri. Gremiales docentes, federaciones estudiantiles, grupos de investigadores y centros de estudiantes de todo el país alzaron su voz contra el ajuste indiscriminado en el presupuesto educativo y en el CONICET. Antorchas y velas iluminaron la Avenida de Mayo desde el Congreso de la Nación hasta la Plaza de Mayo, donde montaron un escenario desde el que se pararon los referentes y las referentas para el acto de cierre. Carlos de Feo y Luis Tiscornia, secretarios generales de CONADU y CONADU Histórica respectivamente, fueron los primeros en tomar la palabra en medio de la jornada de lucha que concluyó con la lectura del comunicado de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA).

Este último sector también está desarrollando distintas actividades en defensa de la educación pública, discutiendo -siempre en clave feminista- la situación política, económica y social de la Argentina. El Congreso Extraordinario de la FUBA comenzó este miércoles con una conferencia de prensa frente al Palacio Pizzurno y continuará hasta el jueves 23 de mayo con más de 30 actividades en las distintas sedes de la Universidad de Buenos Aires. De esta forma buscan poner de relieve la crítica situación que atraviesa la Argentina y convocar a las juventudes a enfrentar al gobierno nacional e impedir su reelección.

Foto: Muriel Schtivelband

Cada vez más cerca de la contienda electoral, no hay acto ni marcha que evite hacer alusión a la contienda electoral de este año, que se configura cada vez más polarizada y mantiene preocupada a la dirección de Cambiemos. En esa línea, De Feo declaró: “Que tengan un resto de dignidad, que dejen de robar, que no entreguen el 10 de diciembre un país destruido como pretenden las rapiñas y los buitres que están hoy sentados en la Casa de Gobierno (…) Los trabajadores y las trabajadoras estamos organizados y movilizados para echarlos y vamos a estar organizados y movilizados para defender un nuevo gobierno popular que inicie un nuevo ciclo de bonanza para nuestro pueblo: con empleo, con empresas que se abran, con escuelas que funcionen, con salud para todos”.