Octava presentación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

¿Cuántos votos cuesta un aborto? ¿Cuántos abortos cuesta un voto?

Se realizó la octava presentación del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. A menos de un mes del cierre de listas, el proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito ya tiene 70 firmas de diputadxs de diferentes bloques. La tensión de debatir el proyecto en un año electoral sobrevoló todo el recinto.

La sala de conferencias del anexo C del Congreso volvió a florecer de verde después del intervalo de un invierno parlamentario. Los antifaces de glitter, las camisas de satén, los sacos de pana y los ponchos tejidos formaron una paleta de matices boscosos que camufló la cámara como no pasaba desde hace meses atrás. Los “de la casa” se aggiornaron para la ocasión, las que venían de afuera sólo trasladaron dentro del recinto un pedazo del ejército de accesorios brillantes, remeras con consignas estampadas y pañuelos que se desplegaban alrededor de Rivadavia y Callao. La conferencia donde se presentó por octava vez el proyecto de ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo empezó pasadas las 17.30 de ayer en un segundo piso vidriado. Allí se encontraron diputados y diputadas, senadores, referentes feministas, el colectivo de Actrices Argentinas, integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito -las históricas, las nuevas, las conocidas, las médicas, las maestras, las del interior, las católicas, las jóvenes-  y una marabunta de periodistas agazapados detrás del corralito de prensa. Moderada por Victoria Tesoriero (Católicas por el Derecho a Decidir) y Pamela Martín García, la presentación constó de intervenciones -de dos minutos cada una- de diputadxs e integrantes de las diferentes seccionales que forman La Campaña acompañadas por videos de los pañuelazos en diversas partes del país y cánticos feministas que se infiltraron en cada resquicio de silencio existente. “Decimos que la calle se mete en el Congreso porque éste es un proyecto redactado por un movimiento social”, explicó Tesoriero al comienzo de la conferencia.

Victoria Tesoriero. Fotos: Belén Marón

La tensión por la nueva presentación del proyecto en un año electoral marcó el discurso de todxs lxs que tomaron la palabra. Si bien se especula que el proyecto no será tratado en el recinto este año, su presentación le permite mantener el debate en agenda. Además, la reelaboración del mismo incluye algunos de los puntos discutidos durante el debate del año pasado y exige una modificación del Código Penal. A menos de un mes para el cierre de listas, el proyecto ya ha obtenido 70 firmas de diputados y diputadas de diferentes bloques, lo que demuestra que una importante parte del electorado exigirá el posicionamiento respecto a la legalización de la Interrupción Legal del Embarazo a todxs y cada unx que busque ocupar un espacio político.

Una de las primeras en tomar la palabra fue Victoria Donda, diputada de Somos y la primera firmante del proyecto: “Apostemos a que esta ley tenga sanción y que tenga sanción este año electoral. Quienes pretendemos ocupar lugares en la función pública tenemos la responsabilidad de saldar una vieja deuda de la democracia con las mujeres, la sanción de esta ley. En un año electoral, lxs candidatxs nos tienen que decir si quieren legalidad o quieren clandestinidad. Usemos las elecciones para elegir que nuestros representantes nos otorguen el derecho a las mujeres”.

Fotos: Belén Marón

Romina del Plá, precandidata a vicepresidenta por el Frente de Izquierda, planteó la urgencia de legalizar el aborto y subrayó que no hay tiempo para estadíos intermedios, por lo cual propuso la realización de una consulta popular vinculante: “No tenemos tiempo para que los bloques políticos que se arrodillan frente a las iglesias dilaten el tratamiento de este proyecto”, afirmó la compañera de fórmula de Nicolás del Caño.

Por su parte, Mónica Macha, diputada nacional por Unidad Ciudadana, aportó durante su intervención: “Lo que parece que no va a poder ser porque es un año electoral, yo creo que lo podemos transformar y superar incluso en lo que fue el año pasado. Creo también que cuando hablamos de aborto legal estamos planteando una problemática de salud pública y de justicia social. Por eso, para que esas prácticas puedan ser seguras, gratuitas y en libertad también necesitamos recuperar el Ministerio de Salud y necesitamos que las mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries tengan trabajo formal no precarizado y que se pueda cobrar la jubilación de amas de casa”.

Mónica Macha. Fotos: Belén Marón

“¿Cuántos votos cuesta un aborto? ¿Cuántos abortos cuesta un voto? Esos cinco senadores percha que nos faltaron no entendieron la dimensión de lo que estaban haciendo, desde que votaron en contra de nuestros derechos siguen los abortos clandestinos. Cada una de las mujeres muertas y de esas clandestinidades que pese sobre sus cabezas. Lo decíamos en ese momento: o aprobamos la ley o vamos a discutir en medio de la campaña electoral y es lo que vamos a hacer, no porque nosotras queramos sino porque nos obligaron con ese voto negativo”, dijo Araceli Ferreyra, diputada del Movimiento Evita, quien nombró como  “femichico” a Daniel Lipovetsky, el varón del grupo de Lxs Sororxs.

En tanto, el flamante “femichico” del Pro manifestó: “No se trata de aborto sí o aborto no. Sino de si es legal, seguro, gratuito o clandestino. Vivimos en un Estado laico que debe garantizar el acceso al aborto. No hay futuro si seguimos manteniendo una legislación que es de 1921”, afirmó Lipovetsky, quien resaltó la transversalidad partidaria de la lucha en Diputados durante el año pasado.

Durante esta semana las integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito informaron una nueva muerte por aborto clandestino. El hecho se confirmó el sábado y se trataría de una mujer de 32 años, madre de 3 hijos, que murió en el Hospital de Pacheco luego de haberse practicado un aborto inseguro.

Marta Alanis. Fotos: Belén Marón

Entre asesores, diputados y mozos de etiqueta cambiando la yerba al mate estuvieron las militantes históricas de la Campaña mezcladas con pibas de pelos de colores apenas entradas en la veintena. Nelly Minyerky, Nina Brugo Martha Rosenberg y Dora Barrancos, entre otras, agitaron sus pañuelos al ritmo de “Aborto legal en el hospital”, “Si el Papa fuera mujer el aborto sería ley” e “Iglesia y Estado asunto separado”. Al final del acto se sumó Nora Cortiñas a las icónicas luchadoras por los derechos humanos en nuestro país. Luego de las intervenciones, se realizó el pañuelazo ritual y lxs disertantes bajaron a saludar a la multitud que bailaba y cantaba bajo el escenario montado frente al Congreso. En la calle la cantidad de pañuelos verdes no mermó con la caída del sol y el aquelarre enorme, hermoso y repleto, se extendió hasta la madrugada.

Fotos: Belén Marón