Aborto Legal

Vuelve la marea que nunca se fue

El 28 de mayo se vuelve a presentar por octava vez el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo de la mano de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Desde El Grito del Sur repasamos las modificaciones del proyecto y las expectativas sobre el mismo en el año electoral.

Por octava vez consecutiva, la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentará el próximo 28 de mayo, en el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujeres, el nuevo Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Este nuevo proyecto toma como base el anterior -presentado el 6 de marzo de 2018-, y recoge aportes de la media sanción -aprobada por la Cámara de Diputados el 14 de junio- e incorpora modificaciones surgidas del análisis de los debates sociales y parlamentarios llevados a cabo durante el tratamiento de la ley en el Congreso y de las discusiones desarrolladas en cada una de las regionales y mesas y en la última plenaria nacional de la Campaña, que dieron como resultado un texto enriquecido y consensuado de manera federal y horizontal.

Foto: Abril Pérez Torres

Este año electoral, se buscará incrementar la adhesión de legisladores de distintos bloques, que el año pasado obtuvo más de 70 firmas, y el día de la presentación habrá una convocatoria para marchar en todo el país y un festival en la puerta del Congreso Nacional en Buenos Aires.

Julia Martino, activista de la Campaña e integrante de la Comisión de Cabildeo, expresó: “El escenario electoral no es el mejor para el proyecto IVE de la Campaña, pues una de sus características es la pluralidad, pero creemos que hay madurez política, y como otras ocasiones, logramos aunar diferentes fuerzas políticas por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito”.

Según Martha Rosenberg, activista feminista, médica psicoanalista reconocida en el ámbito internacional y pionera de la Campaña, “el derecho al aborto no puede estar ausente de los debates políticos que tenemos en la actualidad en nuestro país. Está ligado a todas las situaciones de crisis económicas que hacen que las mujeres tengan que tener la mayor garantía de tomar sus decisiones sobre su vida y la de sus allegados, con la mayor libertad y respeto por su vida y por su salud”.

Fotos : Virginia Robles

En este nuevo proyecto, se logró que el sujeto sea toda mujer u otras identidades con capacidad de gestar; que el plazo para la Interrupción sea hasta la semana catorce (14) inclusive; y se elimine la causal por malformaciones.

Además, mantiene la no penalización a las mujeres que abortan, y tampoco se incorpora la Objeción de conciencia porque las activistas consideran que es negación a una práctica de salud en base a creencias religiosas y morales.

Finalmente, se agregaron derechos fundamentales y artículos respecto a la Ley de Educación Sexual Integral y derechos sexuales y reproductivos, y se incorpora que la práctica esté cubierta en el Programa Médico Obligatorio. De este modo, las obras sociales estarán obligadas a dar cobertura total del tratamiento, y además será gratuita dentro del sistema público de salud.

La probabilidad de que se apruebe o no el proyecto también está sujeta al recambio legislativo. El 10 de diciembre de 2019, además de asumir el presidente o presidenta, se acaban los mandatos de los legisladores y legisladoras. En la Cámara de Diputados se renuevan 130 bancas: 71 de éstas votaron a favor de que la interrupción del embarazo sea legal, 57 en forma contraria y 2 se abstuvieron en el 2018. Entre quienes no renovarán banca estarán algunes de les principales impulsores del proyecto en lo parlamentario como Victoria Donda, Darío Lipovesky y Silvia Lospenatto. Del total de diputados que abandonaron el recinto, 46 de son de Cambiemos, 39 del Frente para la Victoria, 15 del Peronismo Federal y 13 del massismo. Por su parte, en el Senado no renuevan su lugar 24: 11 de quienes votaron a favor y 12 en contra de la interrupción voluntaria del embarazo.

Fotos: Catalina Distefano

Otra dato fundamental para rescatar luego del anuncio de la pre-candidatura de Alberto Fernandez y Cristina Fernández de Kirchner es que ambos se posicionaron a favor del proyecto durante el 2018, mientras que tanto Mauricio Macri como Gabriela Michetti -su actual vicepresidenta- se expresaron en contra de la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) durante el año pasado.