Secretaria general del sindicato de Amas de Casa

“Las mujeres somos las más excluidas en el sistema previsional”

"Pimpi" Colombo, secretaria general del sindicato de Amas de Casa, habla sobre la decisión del macrismo de no prorrogar la moratoria que permitió la jubilación de miles de mujeres. "Se trata de generar la conciencia social de que no se puede dejar desamparado a nuestros mayores", sentencia.

María Lucila Colombo es secretaria general del sindicato de Amas de Casa. ‘Pimpi’, como la conoce la mayoría, está en el centro de la escena en los últimos días, luego de que se conociera que el presidente Mauricio Macri no renovaría la moratoria que permite el ingreso a las amas de casa al sistema jubilatorio. Esta medida, que culminará el próximo 23 de julio, se orientaba a mujeres de entre 60 y 64 años de edad que no hubiesen alcanzado la cantidad de años de aportes requeridos para poder jubilarse. “Lo que tenía de beneficioso esta moratoria es que reconocía un montón de años de trabajo, donde los aportes no se habían hecho por vos. Además, este sistema permitía que se pagara la moratoria una vez ingresada al sistema previsional y jubilada: empezabas a cobrar y te descontaban un 20% a cuenta”, explica Pimpi.

Colombo destaca el sesgo de género que tiene esta medida: “Las mujeres somos las más excluidas en el sistema previsional: somos las amas de casas, empleadas domésticas no registradas, somos más en la economía popular. Además, cuando quedamos embarazadas nos dedicamos a administrar el hogar, a cuidar niños. Y aunque aprendimos puericultura, cuidado personal y administración, llegamos a grandes y no podemos poner esos conocimientos en un currículum”, destaca.

La moratoria, que permitió el acceso a la jubilación de miles de personas sin aportes, vencía originalmente el 18 de septiembre de 2016, pero fue prorrogada por tres años para mujeres y por 1 año para varones, en el marco de la negociación de la reparación histórica. La moratoria, que comenzó bajo la gestión de Néstor Kirchner con un carácter amplio e inclusivo, fue sumando restricciones con el paso del tiempo: primero incompatibilidades con las pensiones de viudez hasta llegar a la situación actual, donde no es posible tramitar la jubilación para quien no se encuentre en el sistema de AFIP. “Es excluyente, ya que alguien en algún momento tiene que haber hecho un aporte por vos”, complementa la secretaria general. “La mayor parte de las amas de casas no tenemos un sueldo, pero esta restricción discrimina también a trabajadores que no estén inscriptos. Pareciera que los aportes fueran una obligación personal, cuando en realidad es del empleador”.

Amas de casa nada desesperadas

Colombo destaca el trabajo de Beatriz Mirkin, secretaria adjunta del gremio y senadora nacional por el peronismo tucumano, quien presentó dos iniciativas legislativas: la prórroga a  esta moratoria y un régimen especial de monotributo para amas de casas, legislación que permitiría incluir a las trabajadoras desde que son más jóvenes. “Debería avergonzarnos como sociedad. Este Gobierno está destruyendo la Argentina que trabaja, que produce”, concluye Colombo.