La interna kirchnerista-progresista en la Ciudad

Vicky Donda, para “Ampliar”

La diputada nacional de Somos encabezó el lanzamiento del espacio político "Ampliar", en una señal clara de que enfrentará a Mariano Recalde en la interna como precandidata a jefa de Gobierno porteña. La escoltaron Pino Solanas, Gabriela Cerruti y Víctor Santa María.

Todes posaron los ojos sobre ella. Vestido rosa, tacos altos y una sonrisa de oreja a oreja, Victoria Donda encabezó ayer en el Paseo La Plaza el acto de lanzamiento del espacio político “Ampliar”, su plataforma para disputar la jefatura de gobierno porteña con la incorporación a la interna kirchnerista-progresista de diferentes organizaciones políticas, sociales y culturales que venían participando en las últimas elecciones desde listas separadas.

Carolina Brandariz (Movimiento Evita), Andrea Conde (Nuevo Encuentro), Laura Velasco (Somos), Jonathan Thea (Seamos Libres), Ofelia Fernández (Vamos) y Francisco Cafiero (Peronismo x la Ciudad), entre otros, leyeron breves discursos donde quedó esbozado el programa de gobierno en salud, educación, urbanización y seguridad que pretenden implementar en caso de ganarle al Pro la ciudad de Buenos Aires. Sobre las gradas, en primera fila, se podía observar a Víctor Santa María, presidente del PJ porteño y principal impulsor de la candidatura de Donda; a Leonardo Grosso, diputado nacional del Movimiento Evita; y a Claudio Lozano, economista y dirigente de Unidad Popular.

La mesa especial estaba armada para los principales promotores del espacio “Ampliar” y allí hicieron su aparición Matías Barroetaveña -ligado a Santa María y al claustro académico de la UMET que conduce Nicolás Trotta-, Gabriela Cerruti y Fernando “Pino” Solanas. La principal apuesta de este ala del peronismo porteño tiene que ver con ampliar el marco de alianzas hacia sectores del progresismo, de forma tal de romper el techo del 25% que el kirchnerismo obtuvo en las últimas contiendas electorales de la Ciudad. En esa misma sintonía, el senador Pino Solanas destacó: “Venimos a plantear la ampliación. La tenemos que hacer frente a todo sectarismo y falta de inclusión. Pensamos en el hoy y en el mañana, no en el pasado”. “Queremos extender la frontera y ampliar el círculo para que entren aquellos que estaban afuera”, sostuvo, por su parte, la diputada nacional Gabriela Cerruti.

Fotos: Nicolás Cardello

Donda en el escenario

Sin perder en ningún momento la calma, su habitual simpatía y evitando en todo momento levantar en demasía el tono de voz, la diputada nacional de Somos polarizó con el modelo de ciudad macrista y, al mismo tiempo, mostró su condición de abanderada de la marea verde y de la defensa de los derechos humanos. Tampoco ocultó su condición de no kirchnerista y marcó cierta distancia con la figura de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“Estamos en un espacio en el que lo principal son los acuerdos entre diferentes que podemos resolver en una primaria abierta competitiva o que podemos encontrar a partir de la generosidad que expresemos los dirigentes que enfrentamos las políticas de ajuste del gobierno nacional que ha aumentado la pobreza y la indigencia en la Ciudad, y que ha logrado récords en caída del consumo y cierre de comercios y establecimientos productivos”, afirmó Vicky Donda, en una señal concreta de que la realización de una interna en agosto con el sector kirchnerista duro encabezado por el legislador Mariano Recalde es casi un hecho.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Kirchneristas y progresistas, a internas en la Ciudad

Los dos momentos de rareza e incomodidad en un acto con mayoritaria presencia kirchnerista y peronista partieron precisamente de la boca de la aspirante a jefa de Gobierno. Luego de citar a Martin Luther King para plantear la necesidad de que “Es ahora porque es el momento de hacer historia”, Donda balbuceó al referirse a Cristina Fernández de Kirchner como “la ex presidenta, senadora y hoy autora de Sinceramente” y, parafraseándola, dijo que “no es el momento de ser neutrales”. Sobre el final de un discurso de casi 10 minutos, bajo la atenta mirada del peronista Víctor Santa María, la diputada recordó haber nacido en la ESMA durante la última dictadura cívico-militar y, si bien dijo que compartió pocos días con su madre, contó una extraña anécdota: “Cuando me parió, lo primero que hizo fue no querer gritar. Gritaba ¨viva Perón¨, pero bueno cada uno con la familia que le tocó”. Finalmente cerró: “Tenemos que transformar esta unidad en un abrazo, eso es lo que nos va a hacer invencibles”.

Fotos: Nicolás Cardello