El panorama en la previa de la "Expo Empleo Joven"

Desocupades, pobres, precarizades y en filita

Los datos que arrojan informes oficiales y de consultoras privadas sobre empleo juvenil son alarmantes: los índices de desempleo y negreo en la población a la que apunta la "Expo Empleo-Joven" casi duplican al resto de la población adulta. ¿Con qué realidad nos vamos a topar en la Rural este fin de semana?

La semana pasada, el INDEC reconoció que el 10,1 por ciento de la población económicamente activa está desocupada. Es el índice de desempleo más alto en 13 años: la última vez que estuvo por encima de los dos dígitos fue en 2006. Pero la situación es aún más grave entre les más jóvenes. En el rango etario que abarca desde los 18 a los 29 años, el mismo informe oficial indicó que la tasa de desocupación llegó al 18,5% en los varones y al 23,1% en las mujeres, un 3,2 y otro 2,2 por ciento más, respectivamente, que un año atrás.

Esos son los números desnudos en la previa de la “Expo Empleo Joven”, que organiza el Gobierno porteño y que empieza este viernes. Las cifras de todos los estudios recientes disponibles demuestran lo que se palpa cada año en las largas filas de jóvenes que pueblan la “Expo”, CV en mano: la crisis económica, la caída de la producción producto de las elevadas tasas de interés y la recesión les pegan mucho más a les jóvenes que al resto de la población. Y en especial, a las mujeres jóvenes.

Además, según la encuesta anual de la Universidad Católica Argentina (UCA) sobre el mercado laboral en el país publicada este lunes, les jóvenes de entre 18 y 34 años conforman el 38,4 por ciento del total de trabajadores del sector “micro-informal”, es decir, aquellos que carecen de los derechos laborales más básicos como aportes patronales, aguinaldo y vacaciones pagas. “En comparación con los jóvenes (18 a 34 años), los adultos (35 a 59 años) presentan un 39% más de probabilidad de ocuparse en un empleo pleno”, agrega el informe.

Si tomamos por caso lo que dice una consultora privada de empleo como Adecco Latam, a 7 de cada 10 jóvenes argentinos les cuesta conseguir un primer trabajo por falta de experiencia en el CV. En cuanto a la informalidad, según Adecco, los índices locales son similares al resto de la región: 6 de cada 10 trabajan en negro, un número parejo en el continente (datos de la OCDE), que se mantiene relativamente estable hace años.

 

Otra consultora privada, el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CYPEC), estima que nuestro país es el que cuenta con mayor desempleo juvenil de la región.

Por otro lado, un informe del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA), alertó hace poco que hay además 1,4 millones de menores de 16 años que trabajan, pese a que está prohibido por ley.

Esa es la realidad que nos encontraremos otra vez en las filas de La Rural: miles de pibes y pibas desesperades por conseguir un trabajo. Y poca oferta, y muy mala.