Cada vez menos personas pueden acceder a la educación

Denuncian un fuerte recorte en las Becas Progresar

Desde la FUBA y la FULP se ha manifestado una gran preocupación por los recortes en las becas de ayuda económica para estudiantes mayores de 18 años que se encuentren cursando en el nivel secundario, terciario o universitario.

El recorte en las Becas Progresar comenzó a principios de este año cuando el gobierno nacional decidió congelar la cuota mensual de ayuda económica para aquellos y aquellas estudiantes mayores de 18 años que continúan sus estudios en el nivel secundario, terciario o universitario. Pero con el correr de los días los reclamos empezaron a multiplicarse, esta vez porque muchas de las solicitudes no fueron respondidas y otras tantas -según cuentan- fueron rechazadas injustificadamente. “Estamos en junio, por terminar el cuatrimestre, y aún hay miles de pibes y pibas sin respuesta”, indicó Lucía Cámpora, vicepresidenta de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), en diálogo con El Grito del Sur.

Según cuenta la militante de La Cámpora y flamante precandidata a legisladora porteña por el Frente de Todes, desde la FUBA y la FULP (Federación Universitaria de La Plata) vienen realizando un relevamiento para conocer los distintos casos y brindar asesoramiento para intentar resolver la situación que afecta a miles de jóvenes. En tan sólo diez días las autoridades de las federaciones estudiantiles recibieron más de 1100 casos, por lo que no creen que se trate de algo aislado sino de “una política sistemática”. “Miles de pibes que se anotaron todavía no obtuvieron respuesta, es decir, el Gobierno no está respondiendo las solicitudes de les estudiantes a lo largo y a lo ancho del país”, denunciaron.

La misma leyenda se replica en miles de computadoras de distintos estudiantes del país.

Muches otres estudiantes aseguran que sus solicitudes fueron rechazadas de manera injustificada, ya que cumplen con los requisitos de aprobación de materias y las calificaciones necesarias para acceder a la beca. “Están vaciando por goteo el programa que busca garantizar el derecho a la educación pública”, afirmó la joven referenta del kirchnerismo universitario.

Esta situación viene perjudicando desde hace meses a una enorme cantidad de estudiantes que han debido esforzarse para poder costear el material de cursada o, en el peor de los casos, han debido abandonar sus estudios por no contar con los fondos suficientes para costear los gastos. Otro problema que complica aún más la continuidad de la cursada son los elevados montos que destinan a los medios de transporte para llegar a sus lugares de estudio: al no asignarle la beca a les jóvenes, tampoco cuentan con la posibilidad de acceder al descuento del 55% en las tarifas de transporte.

Desde los gremios universitarios presentaron un escrito al Ministerio de Educación de la Nación el martes 18 de junio para que el titular de la cartera, Alejandro Finocchiaro, dé respuesta a los reclamos de los y las estudiantes. Sin embargo, mientras se multiplican los casos, hasta el día de hoy no han recibido ninguna contestación. “El daño que están haciendo es muy grande y es difícil de revertir porque la situación no es retroactiva y los gastos ya se hicieron o se dejaron de hacer”, expresó la vicepresidenta de la FUBA. Finalmente concluyó: “Exigimos que se resuelva inmediatamente esta situación y le asignen la beca a los pibes que cumplen con los requisitos”.