Lapidario informe de la UCA sobre la realidad laboral argentina

Uberización récord: la informalidad laboral llegó al 50 por ciento

En la Argentina de Macri, trabajar en blanco y a derecho se convirtió en un privilegio. Un informe de la UCA difundido hoy reveló números que desnudan el modelo PRO: casi la mitad de les trabajadores y trabajadoras están en la informalidad, precarizades. "Este gobierno destruyó la matriz de empleo formal", aseguró el secretario de organización de la CTEP, Gildo Onorato.

No sólo la desocupación rompe récords en la era Macri. El empleo informal creció dos puntos durante el último año y ya alcanza al 50 por ciento de les trabajadores, según una encuesta lapidaria de la UCA sobre condiciones laborales difundido hoy.

El informe señala que el 49,3 por ciento de la población económicamente activa está ocupada dentro del sector «microinformal», con lo cual carece de los derechos laborales básicos protegidos por la legislación conquistada durante décadas de lucha por el movimiento obrero argentino.

Dentro de ese grupo, además, el 81,7 por ciento tiene un empleo de «baja calidad», es decir, de pésimas condiciones laborales y sobreexplotación. El promedio de ingresos del sector es de 10.283 pesos, muy por debajo de la línea de pobreza.

El aumento en el número de precarizades es de un punto y medio respecto de 2017, cuando era del 47,9 por ciento. «Este informe ratifica algo que los movimientos sociales y los sindicatos venimos visibilizando hace mucho tiempo: la situación laboral es de extrema gravedad, tanto para quienes tienen empleo como para quienes tienen que salir a ganarse el pan cada día buscando alternativas para darle de comer a su familia. Este gobierno destruyó la matriz de empleo formal y el tejido social. Por eso, tenemos que luchar en unidad para recuperar la dignidad de nuestro pueblo”, expresó Gildo Onorato, dirigente del Movimiento Evita y de la CTEP.