La referente cartonera le contesta a Pichetto

Natalia Zaracho: “Ellos son planeros VIP”

Natalia Zaracho, cartonera, militante del Movimiento de Trabajadores Excluidos y referente del Frente Patria Grande, salió a contestarle a Miguel Ángel Pichetto, quien dijo que Argentina necesita "muchos más emprendedores tecnológicos, mercados libres y pocos cartoneros".

Un día después de que fuera anunciada su candidatura como vicepresidente de Mauricio Macri, el senador nacional por Río Negro, Miguel Ángel Pichetto, sumó una más a su lista de frases celebres. Durante el pre-coloquio de IDEA en la provincia de Neuquén, el ex presidente del Bloque Justicialista en la Cámara Alta dijo que Argentina necesita “muchos más emprendedores tecnológicos, mercados libres y pocos cartoneros”. Frente a estas declaraciones, la cartonera Natalia Zaracho, quien además es militante Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), integrante del Frente Patria Grande y posible precandidata a legisladora de la Provincia de Buenos Aires, salió a responderle al abogado. En su cuenta de Facebook, Zaracho publicó una carta de repudio donde expresó: Eso sólo puede decirlo alguien que tiene una casa calefaccionada, alguien que nunca se preguntó cómo hacer para darle de comer a sus hijos. Mis compañeros y yo nos inventamos un trabajo porque muchas veces no sabíamos cómo llevar un plato de comida a nuestras casas, vivimos en condiciones precarias, sin cloaca, con calles que se inundan, sin muchos de los servicios básicos”.  El posteo continúa en estos términos: “Estoy muy orgullosa de mi barrio y su gente trabajadora. Por suerte no hay gente como usted, que decide ir de candidato a Vicepresidente de un millonario que nos hambrea cada día. Un tipo que nos mintió, junto con la gobernadora Vidal, prometiendo obras que nunca llegaron, que dijo que iba a haber “pobreza cero”, que no iba a haber inflación y hoy, otra vez como en 2001, muchas familias no pueden comprar los alimentos porque están carísimos o no tienen trabajo”.

Zaracho nació y vive en Villa Fiorito, es madre de dos hijos e integra el grupo de promotoras ambientales del MTE. Es cartonera pero también trabajó como servicio de limpieza en casas particulares luego de abandonar el colegio a los 12 años para cuidar a sus hermanos, dado que la crisis del 2001 empujó a su madre a trabajar fuera de la casa. “Cuando me tocó ser cartonera me daba mucha vergüenza y no me gustaba serlo, pero entendí que era necesario en ese momento para enfrentar la crisis económica en ese momento”, explicó Natalia en comunicación telefónica con El Grito del Sur. “Hoy estamos organizados. Nosotros no sólo nos tuvimos que inventar nuestro laburo, sino que salimos a sostenerlo todos los días y nos hacemos cargo de que el país no se prenda fuego”.

Como explica Zaracho, al nuclearse en el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), los cartoneros no sólo le dieron entidad a un trabajo informal y precarizado, sino que reorganizaron todo el mercado laboral satelital”.  “No sólo a nosotros nos sirve el sistema de reciclado, sino que también le hacemos un servicio a la ciudad. La ciudad paga por entierro de la basura y los recolectores hacemos que tengan menos. Además tenemos guarderías propias de la organización que funcionan de noche porque el gobierno no se hace cargo. Ahí le damos trabajo a las personas que cuidan, enseñan, dan espacio recreativo y contención psicológica a los chicos”. A pesar de los logros y los avances de la organización que luchó contra la ley de basura oficialista y se movilizó en rechazo de los contenedores magnéticos en Avenida Corrientes, son las y los trabajadords de la economía popular los más perjudicados por la crisis.

La política es hostil tanto para las mujeres como para las clases bajas y en el caso de Natalia ambas situaciones se interseccionan. Sin embargo, Zaracho sigue buscando junto a sus compañeras y compañeros un espacio de representación en la política frente a líderes como Pichetto, que le dan la espalda a la ciudadanía. “Hay gente que nos gobierna desde la casa, claramente ellos no tienen ni idea de lo que es vivir en un barrio ni ser cartoneros porque nunca tuvieron la necesidad de salir a buscar que poner en la olla”, dice la dirigente cartonera cercana a Juan Grabois.

“Me da mucha bronca, ellos están desde su casa opinando sobre nuestro laburo y no tienen ni idea de cuáles son las necesidades que atravesamos. Ellos sí son ñoquis, son planeros VIP que están cobrando más de $150.000 pesos por estar en un lugar que no les corresponde, deberían estar al servicio del pueblo y no lo hacen mientras nosotros tenemos que estar todos los días defendiéndonos de las políticas de ajuste del gobierno de Macri”, afirmó Zaracho en carácter de enojo y concluyó: “Pichetto no nos representa, necesitamos que gente como nosotros que vive en el barrio y se llena de barro todos los días ocupen esos lugares”.