Cultura y derechos humanos

Presentarán la obra “Pedro y El Capitán” en el Espacio Virrey Cevallos

Es la única pieza teatral escrita por el poeta uruguayo Mario Benedetti y aborda la conversación entre un torturador y un torturado. El grupo "Inventarios" presentará la obra en el Espacio para la Memoria Virrey Cevallos. Entrevista con las y los protagonistas.

Una conversación entre un torturador y un torturado: de un lado el Capitán sádico, oscuro, tenaz. Del otro Pedro, digno, valiente, altruista, también tenaz. Pero esta vez la apuesta cuenta con una particularidad, porque la escenografía es el escenario: el Espacio para la Memoria Virrey Cevallos, un ex centro de detención clandestina ubicado en pleno barrio de Montserrat, en el centro de la Ciudad de Buenos Aires. El grupo de teatro Inventario asume el desafío de presentar la única obra escrita por el poeta Mario Benedetti en un espacio que carga con el peso simbólico de haber podido ser el lugar que funcionara como motor creativo para crear la pieza escrita por el uruguayo.

Héctor Ruiz y Martín Sienra encarnan a los protagonistas. María Alejandra Berruti y Susana Cohen son las encargadas de la dirección y la puesta en escena. “Es la relación entre un interrogador y un interrogado post tortura que confluyen en un intercambio de poderes: hay una simbiosis extraña que Benedetti lleva muy bien”, introduce Susana. La obra no es sencilla: la pieza cuenta con monólogos extensos y en la dirección debieron tomar la responsabilidad de darle algunos matices y construir con precisión y paciencia a los personajes.

Fotos: Nico Cardello

“Es un personaje que nunca había hecho, muy distinto a mí”, explica Héctor, el Capitán. “Vos como actor tenés que quererlo al personaje pero, visto de afuera, no tiene perdón”. En la distancia corta, Héctor es un tipo correcto, sencillo, que difícilmente parecería capaz de encarnar a un torturador. Pero he aquí la magia del teatro. “El Capitán es un tipo oscuro, negro. Pero la obra muestra a dos hombres con las debilidades de cada uno, con la parte humana en carne viva”.

Los protagonistas cuentan que el hecho de presentar la obra en el sitio de la memoria generó un quiebre. “Hubo un antes y un después entre el estreno de la obra y la recorrida que hicimos por los Espacios de Memoria. A todos nos cambió la cabeza escuchar testimonios, mirar películas. Empezamos a captar otras cosas más complejas”, añade Susana. “Hubo una revolución interna en cada uno de nosotros. Laburamos desde la conciencia interna hasta la corporalidad del personaje”. Susana cuenta que le susurraban cosas a los actores, que ensayaban con los ojos vendados y que hubo una búsqueda consciente por acercar a los personajes a una situación verosímil. “Hacer la presentación en este lugar fue muy movilizante para los cuatro. De hecho, Martín, que interpreta a Pedro, terminó la última escena y se quebró. No podía parar de llorar”, explica María Alejandra.

Fotos: Nico Cardello

“Queremos concientizar lo más que podamos a las nuevas generaciones”, explican desde el grupo. Susana recuerda a los 105 desaparecidos del Colegio Nacional Buenos Aires, del cual fue alumna. “Al mismo tiempo nos pasó que termina la obra y la gente nos dice ¨Estoy con el Capitán¨. No lo podíamos creer”, explica Héctor, azorado por la complicidad hipotética que generan con el personaje. “Hay mucha gente que se compró el discurso del ¨curro de los derechos humanos¨ y lo repiten hasta hoy”, agrega Martín.

La obra se presentará el próximo 6 de julio a las 19 horas en el Centro de la Memoria Virrey Cevallos, en el barrio de Montserrat. La entrada es a la gorra.