Roberto Salcedo, presidente de la Comuna 1

“No tengo denuncias y no estoy atornillado al cargo”

Es presidente de la Comuna 1 desde el año 2015 y, a pesar de haber sido denunciado por corrupción y procesado por abuso sexual -fue absuelto en el juicio oral-, jamás pensó en dejar el cargo. En una entrevista con El Grito del Sur, el macrista Roberto Salcedo habla de todos estos temas y hace un balance de su gestión. "Voy por la reelección", asegura.

Detrás de las figuras públicas más conocidas del Pro, existen otros funcionarios que operan casi en el anonimato pero que tienen la capacidad de resistir acusaciones de todo tipo, por más fuertes y contundentes que éstas sean. El presidente de la Comuna 1, Roberto Salcedo, se puede jactar de ser uno de ellos: proveniente del riñón de Daniel “El Tano” Angelici, fue procesado por el delito de abuso sexual, acusado de efectuar “tocamientos de índole sexual en forma sorpresiva y violenta” sobre la ex jefa de Gabinete de la Comuna 1, María del Carmen Marone, a quien despidió. Luego de ser absuelto por el Tribunal Oral Nº 19 bajo el argumento de una supuesta falta de pruebas, se conocieron nuevas irregularidades que dieron cuenta de una presunta malversación de fondos públicos y falta de controles en la ejecución de obras de mantenimiento del arbolado, por las cuales se estima que sólo entre 2015 y 2016 Salcedo manejó en forma discrecional unos 13 millones de pesos.

El presidente de la Comuna 1, la cual abarca los barrios de Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución, aceptó sin mayores reparos una entrevista con El Grito del Sur para hablar sobre todos estos temas y efectuar un balance de su gestión en sus aspectos más polémicos, tales como las políticas públicas del macrismo hacia la gente en situación de calle, el impacto local de las medidas de ajuste y hasta la posibilidad de reelegirse en el mandato. Lejos de encerrar el encuentro de casi una hora dentro de cuatro paredes, Salcedo decidió que éste se desarrollara en el amplio y elegante patio de la nueva sede comunal -ubicada en el ex Padelai de San Telmo- rodeado de una mesa de vidrio y de la compañía de la Subgerente Operativo de Participación y Atención Vecinal, la abogada Nvard Nazaryan.

¿Qué balance hacés de tu gestión en la Comuna 1 a lo largo de estos casi 4 años?

La verdad es que no me puedo quejar en términos de gestión. Todos los días aprendemos a hacer algo y desde que llegamos nos fuimos acomodando. Todo lo que nos propusimos en la campaña, como mudar la sede a este lugar emblemático de San Telmo, lo logramos gracias al apoyo del jefe de Gobierno y de todo el gabinete. Con respecto a las competencias que tenemos como presidente de Comuna, nos va muy bien con el tema del arbolado, el cuidado del espacio verde y el arreglo de veredas. Prueba de ello es que el jefe de Gobierno hace reuniones con vecinos dos o tres veces por semana en todos los barrios y en las últimas tres -hechas en San Telmo, Montserrat y San Nicolás- se fue aplaudido. La gente también reclama y faltan un montón de cosas para hacer, pero día a día vamos mejorando.

¿Qué dificultades surgen al momento de asignar recursos en una comuna con barrios tan desiguales como Puerto Madero y Constitución?

Los pocos recursos que tenemos son utilizados para realizar algún evento y participar de actividades que realicen las asociaciones civiles del barrio. El domingo pasado estuvimos en la Rodrigo Bueno con el diputado Fernando Yuan para llevar una donación de alimentos. Nos manejamos de esta manera, buscando el equilibrio en todos los barrios y lo que sí depende de nosotros es la inversión en el espacio público. Lo estamos haciendo en Constitución con el levantamiento de Plaza Garay, una de las mejores plazas que estamos teniendo dentro del barrio, y la Alfonsina Storni, donde hemos puesto una calesita por votación de los vecinos. Ahora estamos planificando hacer un gran festejo con los centros de primera infancia que están alrededor de esa plaza.

El país está atravesando una situación económica difícil. ¿Cómo impacta esto en la realidad social y económica de los vecinos y las vecinas de la comuna?

No escapamos a la regla de lo que está pasando en el resto del país, pero lo que demostramos es que los impuestos que pagan los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires se invierten, las obras se empiezan y terminan. Por eso se inauguraron las tres estaciones de subte nuevas en la línea E y el Paseo del Bajo -una obra que estaba planificada desde el año 1962 y recién ahora se pudo realizar-, es decir, el vecino ve que lo que se recauda vuelve para beneficio de ellos y de todos lo que transitan la Ciudad.

Con respecto al Paseo del Bajo, ¿estás al tanto de las diferentes fallas de la obra recién inaugurada? Éstas fueron reconocidas incluso por AUSA.

Sí, me llegó un mail donde se estaba hablando del tema de las fallas. Ahora tenemos que hablar con la gente de AUSA para ver cómo lo vamos a solucionar. Es prueba y error en algunas cosas, esto puede llegar a pasar.

Fotos: Catalina Distéfano

Así como la comuna alberga barrios ricos, también se ha convertido en una de las zonas que concentra mayor número de personas en situación de calle. ¿Por qué el Gobierno de la Ciudad sigue negando la dimensión real de esta problemática?

No creo que esto sea así. Se reconoce esta problemática y, de hecho, hay un montón de equipos en todos los barrios. Junto a las Comunas 2 y 3 tenemos la mayor cantidad de gente en situación de calle y el BAP está trabajando día a día. También nos nutrimos de los diferentes informes que nos pasan los vecinos sobre la gente que sufre esta condición. Hace 15 o 20 días hubo un censo en el que salió todo el equipo de la Subsecretaría a recorrer todos los barrios para relevar a la gente que está en situación de calle. No se oculta ni se minimiza el tema, por eso estamos actuando y tenemos un montón de paradores dentro de la Ciudad donde los que están en situación de calle pueden ir si quieren, cosa que cuesta muchísimo convencerlos. Siempre hay lugares vacíos en los paradores, nunca se llenan. Es decir, no los utilizan y no los podemos obligar. Si no hay una situación judicial de por medio, nadie puede ir y obligarlos a que vayan a un parador. En ningún país del mundo está prohibido dormir en la calle.

¿Los paradores son una solución para resolver esta problemática?

No, pero sirve para que la gente tenga donde ir a dormir y pueda contar con una comida caliente. No resuelve porque no son lugares para ir a vivir, pero ayuda para que la gente que no quiere estar en la calle pueda dormir en estos paradores. Hay un problema habitacional en todo el país y es lógico que repercuta en las grandes ciudades. La Ciudad de Buenos Aires no escapa a esto; sin embargo, nunca se han construido tantas viviendas sociales como en los últimos tres o cuatro años. Por ejemplo, las primeras familias de la Rodrigo Bueno ya se mudaron a nuevos departamentos, de la misma manera que se está haciendo en el Barrio 31 como en la Quemita.

Al comienzo de tu gestión recibiste una denuncia por abuso sexual por parte de la ex jefa de Gabinete de la comuna, María del Carmen Marone. ¿Creés que dicha situación debería haber motivado tu renuncia al cargo?

No, yo me ajusté a derecho y nunca me escapé de la situación. Y la Justicia me dio la razón. Fue una denuncia inventada y, de hecho, esta mujer no presentó ningún testigo en el juicio que avalara lo que estaba diciendo. Por eso fui absuelto.

¿Volviste a hablar con Marone?

No hablé porque no se dio, aunque me la cruzo a veces acá en la comuna. En su momento se dijo que yo la despedí porque ella hizo la denuncia. Todo al revés, la verdad es que ella fue denunciada un viernes a la tarde por tres personas a las cuales agredió en la sede de la comuna, y el día lunes ella me denuncia a mí por hostigamiento. Recién el miércoles ella inventa todo este tema de la denuncia que me hace. Es decir, todo fue posterior a que fuera despedida por haber agredido a tres personas de la comuna. De ahí para atrás, nunca habíamos tenido un conflicto. Yo la despedí a Marone porque me lo pidió la delegación gremial.

Durante la inauguración de la nueva sede comunal hace 1 año, estuvo presente Horacio Rodríguez Larreta pero no apareciste con él en las fotos oficiales. ¿Creés que el jefe de Gobierno te soltó la mano con todo lo ocurrido?

De ninguna manera, yo estuve presente ese día (interrumpe por un momento Nvard Nazaryan: “Perdón, no entiendo la pregunta. Porque después de esa inauguración hubo un montón de inauguraciones y un montón de eventos. Roberto siempre está al lado de Horacio”). No recuerdo en este momento la cuestión de la foto oficial, aunque fui yo el que recibió al jefe de Gobierno. Es más, hace tres meses hicimos una reunión de vecinos y yo estaba sentado al lado de él. El otro día inauguramos Plaza Roma y yo estaba al lado del jefe de Gobierno. A veces se publican fotos y uno queda fuera de foco, así que no lo veo de esa manera.

Con respecto al tema transparencia, también fuiste objeto de una denuncia por presunta malversación de fondos y falta de controles en el tema arbolado. ¿Qué hay de cierto en todo esto y por qué se produjeron estas irregularidades?

De ninguna manera ocurrió eso. Las pocas denuncias que hubo están en manos de la Procuración. Lo que se vio es que no hubo ningún delito ni nada que se haya ocultado. Está todo subido a la página web del Gobierno de la Ciudad. No hay ninguna denuncia penal, éstas fueron virtuales a través de Twitter y Facebook. Por ahí cualquiera es libre de decir lo que quiera. Después se verán las consecuencias o no. Si vas a los tribunales y ponés el nombre y el DNI, vas a ver que no hay ninguna denuncia.

Sin embargo, a comienzos de 2017 dos informes -uno de la Auditoría porteña y otro de la Sindicatura General- planteaban un cúmulo de irregularidades en la contratación de este servicio. 

Las cosas que nos dijeron en su momento la Auditoría y la Sindicatura fueron respondidas y quedó demostrado que no hubo ningún tipo de delito. Puede ser que en cierto momento no hayamos presentado algún informe, pero está todo a derecho.

¿Por qué hay entonces una desconexión entre lo que planteaban estos dos organismos de control y la respuesta de la comuna?

No fue así. La verdad es que no tengo tanta memoria para acordarme lo que pasó en ese momento, pero hemos pasado todos los informes que nos pidieron (completa nuevamente Nazaryan: “recibimos observaciones que se fueron corrigiendo a partir de esos informes. Estamos hablando de un traslado de gestión porque había otras licitaciones, se cambiaron las empresas y se venían manejando de una manera diferente en la anterior gestión. Nosotros tomamos esas observaciones y lo fuimos corrigiendo de alguna manera”).

Es decir, hubo algunas irregularidades en un principio que se fueron corrigiendo.

No sé si irregularidades. Observaciones que hicieron y que respondimos a partir de que yo asumí en la gestión. De ahí para atrás no sé, yo me hago cargo de lo que pasó desde que asumí.

Fotos: Catalina Distéfano

¿Cómo ves el panorama político en la Ciudad de Buenos Aires luego de 12 años de gestiones Pro?

Lo vemos bien porque estamos todos los días en la calle. Estamos siempre atentos a los reclamos que plantean los vecinos y, como te decía hace un rato, en las últimas reuniones en las que estuvo el jefe de Gobierno la gente ve que estamos haciendo un muy buen gobierno y que mejoramos todo lo bueno que había hecho Mauricio en la Ciudad. Está la vara muy alta y queremos seguir respondiendo a las necesidades de los vecinos. La ponderación que tiene la gestión del jefe de Gobierno está arriba del 60% en todas las encuestas.

¿Te preocupan las recientes derrotas del oficialismo en grandes ciudades?

El único revés importante que tuvimos fue en la ciudad de Córdoba, donde se perdió la intendencia porque Cambiemos fue dividido. En el resto de las elecciones se vienen dando los mismos resultados que hace 4 años. De hecho, ganamos las legislativas en Corrientes como ya había pasado. En todas las elecciones vienen ganando los oficialismos.

¿Vas por la reelección en la Comuna 1?

La intención es esa. No estoy atornillado al cargo y estoy dentro de un espacio político, con lo cual éste decidirá si yo sigo o no. Yo estoy haciendo las cosas muy bien y el nivel de reconocimiento que tenemos por parte del jefe de Gobierno como de los vecinos es muy bueno. Como suele decirse, soy un animal político dentro del espacio de Cambiemos y si éste decide que yo siga, así será. No me obsesiona el tema, quiero seguir haciendo las cosas como ahora.

Roberto Salcedo junto a la subgerente Operativo de la Comuna 1, Nvard Nazaryan. Fotos: Catalina Distéfano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ni los árboles se salvan del negocio