Otro conflicto en la educación pública porteña

Una invasión de ratas, siete días sin clases y un Gobierno ausente

La Escuela Nº 11 DE 8 “Marcelo T. de Alvear” y el jardín Lola Mora se encuentran sin clases desde hace una semana debido a una invasión de ratas en el edificio que comparten ambos colegios.

Desde hace exactamente una semana, el edificio de Alberdi 163 en el que conviven la Escuela Nº 11 DE 8 “Marcelo T. de Alvear” y el Jardín “Lola Mora” no abre sus puertas a les niñes que concurren allí, ya que se encontraron roedores -vivos y muertos- en las instalaciones. La comunidad educativa exige soluciones de inmediato a la administración de Horacio Rodríguez Larreta. Luego de distintas presentaciones y pedidos formales, las familias realizaron ayer el primer corte de calle para seguir visibilizando la problemática y presionar al gobierno porteño para que responda a sus demandas.

Siete días de clase perdidos, pero no por culpa del paro docente sino por la inoperancia del Gobierno de la Ciudad. Las ratas empezaron a aparecer en febrero y su presencia es producto de una obra que se está realizando en la misma manzana en la que está ubicada la escuela. “El gobierno debería coordinar las áreas para hacer un trabajo en toda la zona y evitar el traslado de las ratas por todas las instituciones y las casas de los vecinos y vecinas también”, manifestó el comunero de La Cámpora de Caballito, Osvaldo Balossi, en diálogo con El Grito del Sur.

Para Balossi esta problemática es consecuencia del “constante desfinanciamiento de la educación pública” iniciado durante la gestión de Mauricio Macri y perpetuado durante el mandato de Horacio Rodríguez Larreta. “Año a año el presupuesto para la educación pública va descendiendo y al mismo tiempo va subiendo el presupuesto para la dirección de escuelas privadas”, denuncia. “Esto se ve reflejado no sólo en el presupuesto, que es lo más evidente, sino también en el salario docente y en las condiciones de infraestructura: vemos que a los chicos se les cae el techo en la cabeza, que no tienen calefacción y les faltan materiales de estudio”, agregó el representante comunal.

Este caso es el tercero registrado este año; los anteriores fueron en otras dos escuelas porteñas, una ubicada en Almagro y la otra en Flores. En ese sentido, Balossi consideró que “lo que estamos viendo es que no es una cuestión aislada, sino que está afectando también a otros colegios”. Además, criticó a Larreta por la “falta de coordinación de las distintas áreas del Gobierno de la Ciudad para hacer un trabajo integral sobre la zona y evitar que las ratas se trasladen de un lado a otro”.

El comunero reconoció también los numerosos reclamos que vienen realizando las familias y la comunidad educativa en su conjunto y denunció que las autoridades porteñas “sólo dan una solución cuando los problemas alcanzan las pantallas de la tele o la nota de un diario y no cuando la comunidad educativa, los vecinos y las vecinas expresan sus reclamos”. Muchos de esos reclamos le fueron acercados al propio Balossi, por lo que una semana atrás envió una carta al presidente de la Junta Comunal para que alerte al Ministerio de Educación y adopte todas las medidas necesarias para empezar y finalizar la desratización efectiva del colegio. Este pedido fue respondido recién el día lunes cuando la noticia ya había empezado a circular en portales y canales de televisión y, en consonancia con lo expresado por el comunero, el propio presidente de la Junta reconoció que se involucraría en el asunto debido a las “denuncias mediáticas”.

“En términos formales el Gobierno de la Ciudad dice que se está cumpliendo con todos los procesos de desratización, desinfección y limpieza, pero el problema es que las ratas siguen existiendo”, afirmó Bossi. “Existe un gran peligro por los cebos que se han encontrado en lugares de tránsito. Estamos hablando de nenes chiquitos del jardín que tranquilamente podrían llevarse a la boca uno de estos cebos”, advirtió.