El mundial de las pibas

Las pibas quieren seguir haciendo historia

Hoy a las cuatro de la tarde la selección de fútbol femenino se enfrenta a Escocia en el tercer partido del Mundial de Fútbol Femenino 2019 para la celeste y blanca. El primer encuentro resultó en un empate cero a cero contra Japón y el segundo una derrota contra Inglaterra, un rival histórico en lo futbolístico.

Tras enfrentar a los dos rivales más duros del grupo D, la Selección busca su primer triunfo en la competencia para conseguir una clasificación histórica a octavos de final en el partido ante Escocia.

El buen desempeño del viernes pasado en Le Havre no alcanzó para sumar puntos ante el plantel inglés pero el conjunto nacional se ganó una vez más el respeto del mundo entero y el creciente apoyo de les hinchas argentines. La defensa resistió el juego vertiginoso de las delanteras inglesas, después del gol el equipo supo levantarse y mantener la calma y la arquera Correa cerró un partido consagratorio. Los ojos del mundo se dieron vuelta a ver el crecimiento del seleccionado argentino. Cuando terminó el partido, el DT del conjunto inglés, Phil Neville, halagó al conjunto argentino y en especial a Vanina Correa.

El seleccionado argentino sigue con buenas expectativas de meterse en octavos de final, donde ingresan las dos primeras selecciones de cada grupo y las cuatro mejores terceras. En ese marco, el punto que sumaron en el empate del debut contra Japón las mantiene en pelea. Y todavía falta ver qué pasa en el último partido del grupo. Un triunfo aseguraría el pase a octavos y hasta permitiría el ascenso al segundo puesto, mientras que un empate obligaría a estar con la calculadora en mano hasta último momento: los duelos entre Camerún-Nueva Zelanda y Chile-Tailandia deberían terminar sin ganadoras.

Esta vez la cita será contra Escocia. Es sin dudas el equipo más “accesible” del grupo –es el primer mundial que juegan- pero, sin embargo, no hay que relajarse. En lo que va del certamen solo se encontraron con derrotas, pero no hay que perder de vista que cuentan con jugadoras que militan en los gigantes europeos como Kim Little, Emma Mitchell, Jen Beattie y Lizzie Arnott. En las clasificatorias fueron sorpresa al ganar siete de los ochos partidos que disputaron.

Después de dos partidos en los que el DT Carlos Borrello decidió presentar un esquema de juego defensivo por tratarse de rivales de gran jerarquía como Inglaterra y Japón. Esta vez, empujado por la necesidad de sumar de a tres, el equipo argentino seguramente saldrá de otra forma a la cancha, con esperanza de conseguir goles y así agigantar las esperanzas. La suerte podría estar de nuestro lado, los festejos en las anteriores participaciones mundiales se dieron también en los terceros encuentros (Yanina Gaitán ante Alemania en Estados Unidos 2003 y Eva González ante Inglaterra en China 2007).

“En los partidos anteriores, el técnico nos propuso tirarnos más atrás porque ellas nos iban a atacar bastante y eso nos obligaba a jugar más retrasadas, pero calculo que ahora la propuesta será atacar un poco más. Escocia se va a encontrar con una selección aguerrida. Es nuestra última chance, vamos a dejar todo en la cancha” lanzó Sole Jaimes a la prensa tras el entrenamiento en el Stade Louis Bouryde.