Julio Zamora

“Sigo siendo candidato a intendente”

Consumado el "Frente con Todos", uno de los detalles pendientes en la negociación entre Massa y los Fernández pasa por la intendencia de Tigre: el líder del Frente Renovador presiona para que su mujer, Malena Galmarini, encabece la lista. En diálogo con El Grito del Sur, el actual intendente, Julio Zamora, resiste lo que considera "un intento de humillación", pide que le respeten lo construido en su territorio y que, de mínima, haya internas.

“Al candidato de Tigre lo elegimos en Tigre”, reza un comunicado que circuló hoy con la firma de una decena de organizaciones peronistas y que puso de manifiesto la tensión que se vive en ese distrito desde que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, exigiera la cabeza del actual intendente, Julio Zamora, como condición para sellar definitivamente su regreso al kirchnerismo. “Son apoyos que fui cosechando en el territorio, confío en que la dirigencia de Tigre no se va a dejar manipular por una decisión de superestructura”, explicó Zamora en diálogo con El Grito del Sur y confirmó que sostiene su postura de no bajarse de su candidatura.

Si bien ya puso el gancho ayer en el flamante “Frente de Todos”, luego de fotografiarse con Alberto Fernández, Massa insiste con recuperar su pago chico para terminar de sellar la unidad y reclama que su esposa y actual concejal, Malena Galmarini, sea quien encabece una lista única. El escollo que enfrenta esa posición es el acumulado del intendente durante el último año y medio, desde que abandonó el Frente Renovador para acercarse al PJ –hoy es el presidente del partido en el distrito– y le abrió el juego a distintos actores, que pelean para sostenerlo.

La última decisión, que todavía se está cocinando, saldrá de las oficinas del Instituto Patria o desde el búnker de Alberto Fernández en la Avenida Callao. Anoche, sobre el cierre de listas, ya se pudo ver un indicio claro: el nuevo apoderado del PJ en Tigre es un hombre del massismo, Eduardo Cergnul.

Sin embargo, en el distrito también quieren tener peso en la decisión final. Según reveló Zamora en la carta dirigida el martes a los principales dirigentes del peronismo –Alberto y Cristina incluidos–, rechaza de plano el ofrecimiento de ocupar cualquier otro cargo menor en la lista.

“Esto es una disputa por el territorio, y si es así, debe resolverse en el territorio. De ninguna manera vamos a aceptar esa humillación, promovida por cierto rencor que tiene que ver con las decisiones que fuimos tomando en pos de la unidad que hoy podemos festejar”, advirtió Zamora a este medio.

De todas formas, Zamora expresó que por ahora no recibió un llamado directo expresándole alguna decisión concreta en ese sentido. “Hasta ahora el pedido llegó a través de emisarios del Frente Renovador, pero nadie me llamó para decirme ‘Julio, bajate’”, aseguró.

“Yo lo que pido es que me dejen jugar. Que haya primarias, democracia interna, como en todos los partidos, y que todos podamos competir”, reiteró. Y aclaró que no hay resquemores con el massismo: “A pesar de que no me es grato que un sector pida que baje mi candidatura, Massa es un dirigente que tiene ideas que aportar y va a ser muy valioso”.