Semana decisiva para su futuro

El Bauen contra el desalojo

La cooperativa hotelera continúa las negociaciones para llegar a un acuerdo con la empresa Mercoteles, en el marco de la disputa judicial por la posesión del inmueble. Este viernes se cumplen los siete días hábiles que el Juzgado Comercial N°9 le otorgó a las y los trabajadores para la entrega del edificio.

El pasado 26 de junio, el Juzgado Comercial N°9 a cargo de la Dra. Paula Hualde otorgó un plazo de siete días hábiles a la cooperativa de trabajo del Hotel Bauen para acordar con la empresa Mercoteles la entrega del edificio de la Avenida Callao 360. Este plazo se cumple el viernes y, de no arribarse a un acuerdo económico, la jueza quedaría habilitada a notificar una fecha a la cooperativa para dejar las instalaciones a través de una orden de desalojo.

Este escenario de riesgo busca ser evitado por les integrantes de la cooperativa, que a fines del año pasado ya anticipaban a través de un comunicado «una difícil situación judicial en los próximos meses». No es la primera vez que le ofrecen al Consejo de la Administración una salida negociada a partir de un ofrecimiento económico: tres años atrás rechazaron la suma de 15 millones de pesos, dado que la consideraron «insuficiente» para pensar en la alternativa de mudarse a otras instalaciones. Lo cierto es que, desde hace un tiempo hasta acá, el panorama político y judicial se ha tornado cada vez más adverso: luego del veto del presidente Mauricio Macri en diciembre de 2016 a la ley de expropiación del edificio aprobada por ambas cámaras del Congreso Nacional, el año pasado la Corte Suprema de Justicia rechazó un recurso extraordinario presentado por la cooperativa en contra del desalojo.

El vicepresidente de la cooperativa de trabajadores del Hotel Bauen, Federico Tonarelli, expresó en diálogo con El Grito del Sur que «estamos esperando si nos hacen alguna oferta convincente, pero va a ser muy difícil poder arreglar porque ellos deberían hacer una oferta lo suficientemente importante como para no poder rechazarla. Es decir, que a nosotros nos sirva para continuar con la cooperativa. Hoy por hoy, es muy difícil que eso ocurra», explica. «Cuando venza el plazo, la jueza seguramente va a evaluar como actúa, pero no tiene otra posibilidad que ponernos una fecha límite para que dejemos el hotel. Y ahí va a empezar la verdadera campaña en serio en defensa de los puestos de trabajo y del desalojo», aseguró el referente.

Durante la última semana, las redes sociales desplegaron una amplia campaña de apoyo a los miembros de la cooperativa a partir de videos protagonizados por múltiples referentes del mundo del deporte, del espectáculo, del sindicalismo, del cooperativismo, los Derechos Humanos y la política. «Es una manifestación pública de solidaridad con la cooperativa, y en la medida en que esto se ponga cada vez más espeso veremos qué actividad conviene hacer», subrayó Tonarelli.