Endeudados, siempre

72 millones de dólares para trasladar el Ministerio de Economía a la cárcel de Caseros

Con los votos del oficialismo, la Legislatura porteña aprobó un pliego que habilita la remodelación de la ex cárcel de Caseros para transformarla en la nueva sede del Ministerio de Economía y Finanzas.

El pasado jueves 4 de julio la Legislatura de la Ciudad, en sesión ordinaria, aprobó un pliego presentado por el Ejecutivo porteño para tomar deuda por 72 millones de dólares con el objetivo de transformar el edificio de la ex cárcel de Caseros en la sede del Ministerio de Economía y Finanzas porteño. Asimismo, en el inmueble funcionarán oficinas de gestión de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP).

Las obras en el inmueble comenzarán el próximo mes de octubre y contemplan la demolición de una parte de la cárcel de Caseros, aunque el anillo perimetral seguirá en pie.  La medida fue aprobada con los votos del oficialismo ampliado: PRO, UCR, Coalición Cívica y la flamante incorporación del Partido Socialista de Roy Cortina. Unidad Ciudadana y el FIT votaron en contra, mientras que el bloque Evolución optó por la abstención. Los trabajos de remodelación se iniciarán en la Avenida Caseros, las calles Pichincha, Pasco, y contemplan la prolongación de la calle Rondeau.

El mítico edificio del barrio de Parque Patricios está en el centro de la discordia. Construido en 1870 y ubicado en el corazón del barrio de Parque Patricios, la cárcel nació como Casa de Corrección de Menores Varones y luego se convirtió en prisión. Edificada como un modelo panóptico, el gobierno radical de Arturo Frondizi buscó inaugurar una penitenciaría, pero el proyecto fue abortado luego de que el Servicio Penitenciario Federal denunciara que las condiciones para su funcionamiento no eran las requeridas para una institución de ese tipo. Tras un período de abandono, el gobierno de facto de Juan Carlos Onganía empezó la construcción de una cárcel en 1969 y Jorge Rafael Videla la inauguró en 1979. En 2001 fue cerrada definitivamente y en 2016 y 2019 fue reutilizada para las filmaciones de la popular serie “El Marginal”. Anteriormente también había funcionado como escenario de la tira “Tumberos”.

Desde la oposición denunciaron la toma de deuda y señalaron que no es una prioridad para la Ciudad. Si bien destacaron la puesta en valor del barrio, señalaron la necesidad de nuevas escuelas en la zona, una de las más postergadas de la Ciudad.