Condena histórica al líder de El otro yo

Condenan a Cristian Aldana a 22 años de prisión

Uno de los casos más emblemáticos del #YaNoNosCallamosMás cierra una etapa: hoy se conoció el veredicto condenatorio a Cristian Aldana en el Tribunal Oral N°25 de CABA. Una causa que marca un antes y un después para las pibas que fueron obligadas a silenciar abusos por parte de músicos durante tantos años.

Un año y dos meses después del inicio, llegó esta tarde el veredicto del Tribunal que juzgó a Cristian Aldana, ex-líder de la banda El Otro Yo, por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores.

Fotos: Abril Pérez Torres

De acuerdo a los jueces -Goerner, Bustos Lambert y Dieta de Herrero-, la pena será de 22 años.

 

El condenado cumple desde fines del año 2016 prisión preventiva en el penal de Marcos Paz, luego de que el juez de instrucción lo ordenara. Las denunciantes son siete, y estuvieron acompañadas a lo largo de todo el proceso por organismos especializados como la UFEM (Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres) y DOVIC (Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas): Las primeras denuncias que iniciaron esta causa se radicaron a principios de ese año, luego de que una oleada de denuncias públicas a varones músicos hiciera resurgir la discusión sobre las violencias en el ámbito del rock.

Fotos: Abril Pérez Torres

Sin embargo, la primera denuncia la había radicado Ariell Carolina muchos años antes, y había quedado archivada. Tenía 21 años. Fue a la Comisaría de la Mujer de Morón. La causa, después de muchas revictimizaciones por parte del sistema judicial, fue archivada y ella se fue del país. Con la potencia del encuentro con compañeras que habían pasado situaciones similares, la organización permitió que se juntara nuevamente el valor para relatar ante el sistema judicial las vivencias sobre las violencias que Cristian Aldana infligió durante tantos años en tantas niñas y adolescentes.

Fotos: Abril Pérez Torres

Al comenzar el juicio, en mayo de 2018, la abogada Gabriela Conder explicaba que la historia que ante el Tribunal se presentaba era “como si fuese realmente una masacre. Los números dan cuenta de la masividad del daño que produjo en las chicas. Se ven causas con muchas querellantes, como AMIA, Once, generalmente son masacres. Entonces ahí se demuestra cual es el daño que produjo en tantas menores.”.

Fotos: Abril Pérez Torres

A lo largo de los meses consecuentes, sucedieron muchas cosas: declararon ochenta y tres testigxs, Cristian Aldana recusó al Tribunal en varias ocasiones, su defensor Rodolfo Patiño fue apartado por faltar dos veces al juicio sin avisar, un fan de “El Otro Yo” dejó mensajes satánicos escritos en una remera tirada en la Sala, Aldana nombró a un nuevo defensor que renunció para irse de vacaciones a Europa, recusó a su propia defensora oficial y luego volvió y, finalmente, llegaron los alegatos.

 

Sebastián Da Vita, de la Defensoría, pidió 35 años por dos de los casos. Gabriela Cónder 20, por uno de ellos. Y en última instancia el fiscal Guillermo La Fuente solicitó 35 años por seis de los casos, pidiendo absolución por uno de ellos. En la instancia de alegato de la defensa se pidió nulidad del juicio, se desestimaron los testimonios de las denunciantes y, finalmente, se solicitó que en caso de recaer en pena, no fuera mayor a 25 años dada la edad del acusado.

Fotos: Abril Pérez Torres

La audiencia del día 12 de julio comenzó cerca del mediodía. Cristian Aldana pronunció sus últimas palabras, en las que ratificó que él se considera inocente y leyó un versículo de la biblia en el que insistió con que la justicia es, en verdad, injusticia. Su última exposición duró menos de media hora y al concluir solicitó no estar presente en la lectura del veredicto.

 

La audiencia se reanudó cerca de las 16 hs.  Como Aldana pidió no estar, sólo estarán sus dos defensores Robbio y Durand para escuchar el veredicto. Los jueces a sala llena dieron lectura al veredicto condenatorio. De acuerdo a lo allí establecido la condena será de 22 años de prisión y los fundamentos se leerán el 6 de septiembre

Fotos: Abril Pérez Torres