Exigen mayor presupuesto y mejores condiciones edilicias

“El Gobierno no cuida a la escuela pública”

A una semana del incidente en el Lenguas Vivas, que terminó con estudiantes intoxicados por la inhalación de monóxido de carbono, la comunidad educativa realizó un abrazo a la escuela para denunciar lo sucedido y visibilizar las distintas problemáticas que atraviesan desde hace tiempo.

La semana pasada toda la comunidad educativa porteña se conmocionó por lo sucedido en el colegio Lenguas Vivas:  un numeroso grupo de estudiantes debió ser asistido por el SAME y en algunos casos fue necesario el traslado a un hospital para continuar allí con otro tipo de tratamiento médico. A una semana del hecho, estudiantes, docentes y familias se reunieron para abrazar a la escuela en modo de protesta. “No se trata de un hecho aislado”, dijo Tomás Cancela, representante del centro de estudiantes, a El Grito del Sur.

El estudiante agregó que “el abrazo llega después de una serie de problemáticas que venimos sufriendo en el Lenguas desde hace varias semanas: desde docentes que no cobran horas hasta la evacuación de la semana pasada”. La medida también contó con la presencia del secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, y de varios delegados del sindicato. “Lamentamos que con esta gestión se vuelve una constante que mientras cae el presupuesto educativo, aumentan los problemas en todas las escuelas de nuestra Ciudad”, expuso el comunicado difundido horas más tarde por la UTE.

El abrazo llegó “como una medida simbólica de unidad de la comunidad educativa”, pero esta no será la única: la semana próxima tendrán una asamblea de todos los claustros para discutir qué medidas tomarán para continuar visibilizando sus problemáticas y denunciando la asfixia presupuestaria de Larreta a las escuelas porteñas de todos los niveles.

Cabe destacar que, dos días después del incidente, les estudiantes fueron recibides junto a sus familias por funcionarios del Ministerio de Educación de la Ciudad. Sin muchas explicaciones, las autoridades de la cartera educativa se desentendieron y responsabilizaron por lo sucedido a la empresa de mantenimiento. “Pero la empresa está tercerizada por ellos, por lo que sigue siendo responsabilidad del Ministerio”, apuntó Cancela.

Los y las estudiantes que recibieron asistencia médica la semana pasada continúan realizándose análisis y tratamientos particulares para cuidarse. En los últimos días varias estufas fueron cambiadas para hacer la prueba de carga de monóxido de carbono en el aire.

“No creo que responda a un hecho aislado. Al igual que la falta de viandas, la falta de capacitaciones en la ESI y el conjunto de cosas a las que estamos acostumbrados en la escuela pública parten de una definición política del Ministerio y del Gobierno de no cuidar la educación y bajar el presupuesto”, denunció el representante estudiantil.

En este sentido, recordó que la misma situación ya había ocurrido en la escuela durante años anteriores. Además, mencionó que el edificio que comparten el Normal 4 y el Liceo 2 continúa con el problema de invasión de roedores y la escuela artística Rogelio Yrurtia estuvo ayer sin clases por no contar con suministro eléctrico.

Desde la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB), que nuclea a los centros de estudiantes de la Ciudad de Buenos Aires, se proponen poner en agenda la discusión sobre el presupuesto educativo y exigir un aumento inmediato que garantice condiciones dignas de cursada y mejores salarios para los y las docentes.