Al menos cinco personas sin techo murieron por la ola de bajas temperaturas

El frío del invierno y el frío del Gobierno Pro

Ya son por lo menos cinco las personas en situación de calle que fallecieron desde junio, cuando comenzaron a sentirse fuerte las bajas temperaturas. Dentro de la Ciudad de Buenos Aires podrían ser muchos más, en su mayoría personas sin identificar. La desidia estatal, una constante que se repite todos los años.

Las bajas temperaturas y el abandono del Estado provocaron la muerte de al menos cinco personas en situación de calle desde junio hasta acá. Ayer se conoció que Sergio Zacarías, de 52 años, falleció en la calle Perú -entre Venezuela y Belgrano-, a cinco cuadras de la Casa Rosada. Hoy se desplomó en la madrugada otra persona sin techo en Mar del Plata, justo en la intersección de San Martín y la costa. Lo encontraron muerto los vecinos, que llamaron al 911. Hasta ahora persiste como NN: no llevaba DNI encima y nadie logró su identificación.

Estos no fueron los únicos casos durante las últimas semanas: hubo al menos otras tres muertes relevadas en San Salvador de Jujuy, San Nicolás (Buenos Aires) y Venado Tuerto (Santa Fe). En San Salvador, fue encontrada muerta una persona al costado de una camioneta, por hipotermia. Había intentado abrir las puertas del coche para refugiarse de la helada nocturna. En San Nicolás, encontraron a otro varón sin vida en el patio de ingreso del Hospital San Felipe. En Venado Tuerto ocurrió lo mismo, en el baño de una YPF.

“Gente en la calle se muere todos los días. Muchas veces pasa que la policía encuentra el cuerpo y se deshace del DNI. Hay de todo, hasta tráfico de órganos, no es un cuento. Y también pasa que un compañero o una compañera no muere de frío sino en el hospital, destruido por haber estado en la calle durante décadas, y eso no es noticia, pero pasa”, explicó a El Grito del Sur Horacio Ávila, referente de Proyecto 7. En esa lista, agrega Ávila, tiene constancia de al menos otros dos casos: una mujer que falleció en Parque Avellaneda hace diez días, durante el temporal; y otro varón, también adulto y con retraso madurativo que falleció en Retiro hace dos semanas.

“‘¿No es extraño que no se vea tanta publicidad del Operativo Frío como en otros años?”, se preguntó Ávila en forma irónica. Con la llegada de cada invierno, el Ejecutivo que conduce Horacio Rodríguez Larreta solía pautar en medios de comunicación la publicidad de la política pública de emergencia que lleva ese nombre y que consta de la intensificación de algunos paliativos como la repartición de frazadas en ranchadas y la instalación de dispositivos de contención en plazas públicas.

Tal como reveló este medio hace un año, la muerte de Walter García -una persona en situación de calle- ocurrió en una ranchada nada menos que frente a la sede del programa Buenos Aires Presente (BAP), encargado de ejecutar toda la política hacia esa población, lo que puso en crisis la gestión y motivó a un cambio de autoridades. “Algo aprendieron”, ironizó Ávila sobre la ausencia de publicidad estatal este año.

Este mediodía, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, respondió preguntas por éstas y otras situaciones vinculadas a la problemática. Tal como adelantó este medio, el funcionario aseguró que el censo oficial realizado por el BAP detectó apenas 55 personas en calle más que el año pasado, un número que no refleja para nada el conteo de las organizaciones sociales: éstas denunciaron en 2017 que eran casi 5000 en esta condición. El segundo censo popular revelará sus propias cifras en las próximas semanas y se estima que reflejarán la dimensión de la crisis a partir del aumento de los niveles de indigencia en la ciudad más rica del país.