Advirtieron sobre falta de vacantes en paradores para niñes

Les pibes en situación de calle, el otro drama de la Ciudad

En un duro comunicado, trabajadores de “La Boquita” y el CAINA, ambos dependientes del Gobierno porteño, advirtieron que el Ejecutivo apenas tiene 45 camas para los 871 pibes y pibas que duermen en la calle. "Hay falta de vacantes en espacios convivenciales", sostuvieron. Además denunciaron precarización y ajuste en el sector.

En la Ciudad hay apenas 45 camas en paradores y dispositivos de atención para los 871 niños, niñas y adolescentes que están en situación de calle, según los datos del Segundo Censo Popular de Personas en Situación de Calle. Así lo advierte un comunicado de los trabajadores y las trabajadoras del Centro de Día y Noche “La Boquita” y del Centro de Atención Integral a la Niñez y la Adolescencia (CAINA), ambos dependientes del Gobierno porteño, en el que denuncian además precarización laboral, ajuste en el área y falta de herramientas para su intervención.

«La cifra -de 871 niñes en calle- no solamente es alarmante por la cantidad de NNyA en situación de calle, sino porque se ha multiplicado casi en un 50 por ciento en estos últimos dos años en relación al Primer Censo Popular de Personas en Situación de Calle, mientras las políticas públicas destinadas a asistir a esta población han sido recortadas drásticamente», alertaron.

«Ante esta situación el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires niega las cifras reales de la población en situación de calle y ha reducido de manera drástica los recursos destinados a asistir a la misma, siendo los más afectados los derechos básicos de los niñes», agregaron.

En línea con el fallo de Cámara que hace dos semanas ordenó al Ejecutivo que conduce Horacio Rodríguez Larreta a elaborar un «plan de urgencia» para los sin techo, ante la inadecuada atención que brindan los paradores nocturnos, les trabajadores de ambos dispositivos afirmaron que «las instituciones existentes destinadas a asistir y brindar los cuidados básicos a esta población, como son los centros de día y noche, y hogares, en los últimos años han sido sistemáticamente afectadas en su capacidad de abordaje integral, destacándose la falta de vacantes en espacios convivenciales».

«Cabe destacar que durante todo el año desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat sólo se garantizan 45 camas para los niños, niñas y adolescentes en situación de calle, viéndose aumentadas a 70 camas en el denominado Operativo Frío durante el invierno, cifra que no cubre ni el 10% de los NNyA en calle», describieron.

Además, denunciaron la situación de precarización laboral que afrontan. «Hay una precarización crónica y generalizada hacia los y las trabajadoras que se abocan a la difícil tarea de restituir, promover y garantizar derechos básicos a la población en situación de calle, ya que existen diversas formas de contratación donde en gran proporción se dan a través de los contratos tercerizados. A esto se le suma que más del 70% de los y las trabajadoras están con salarios muy por debajo de la línea de pobreza, donde tampoco existe una correcta implementación de la carrera en la Ciudad, además del mal encasillamiento generalizado en relación a salarios que no son reconocidos en relación a las funciones y tareas desarrolladas», dijeron.

«Hacemos responsables a Horacio Rodríguez Larreta, Guadalupe Tagliaferri y Gabriela Francinelli por el estado de las políticas públicas para el abordaje de los NNyA en situación de calle, y por la situación de precarización de los y las trabajadoras que estamos en los lugares de asistencia y abordaje», concluyeron.