Nueva marcha de San Cayetano

A la carga por un «alivio» para la Economía Popular

El paquete de "alivio" anunciado por el Gobierno en plena crisis cambiaria no incluye a les trabajadores del sector informal y la Economía Popular, lo que motivó a las organizaciones sociales a convocar a dos nuevas movilizaciones para el 22 y el 28 de agosto. Desde la CTEP aseguraron: "Vamos a cuidar la institucionalidad, pero nuestro reclamo va a ser firme".

Pese al momento de incertidumbre política y económica que vive el país en medio de la transición entre Mauricio Macri y Alberto Fernández, los movimientos populares saldrán a las calles para una nueva movilización masiva que buscará introducir en las medidas de «alivio» anunciadas por el Gobierno hace una semana las reivindicaciones de la economía popular, un sector hasta ahora excluído del paquete.

La movilización, anunciada hoy por la CTEP, la CCC, Somos Barrios de Pie y el Frente Popular Darío Santillán, tiene fecha para el próximo 28 de agosto. El eje estará puesto en la sanción de una Ley de Emergencia Alimentaria, entre otras reivindicaciones que el sector viene exigiendo desde la crisis de 2018 y que después del triunfo arrollador de Alberto Fernández en las PASO y la devaluación posterior volvió a estar en boca de algunos dirigentes y en la discusión pública.

«Esta última crisis cambiaria aumentó los niveles de pobreza, indigencia y desigualdad. La medida de fuerza tiene que ver con la urgencia de la ampliación del paquete anunciado por el Gobierno, porque son los más humildes y la economía popular los que peor la están pasando en este contexto. Pero como siempre, si bien vamos a hacernos escuchar con fuerza, vamos a poner por delante el diálogo y la institucionalidad», aseguró a El Grito del Sur el secretario de Organización de la CTEP, Gildo Onorato.

Consultado sobre si el cambio en la cabeza del Ministerio de Economía, con la llegada de Hernán Lacunza, abría alguna posibilidad de rediscutir un paquete que incluya a los movimientos populares, Onorato afirmó que «no hay que esperar ningún cambio en la agenda económica», dado que el nuevo ministro «ya formó parte de este Gobierno desde la administración de María Eugenia Vidal». Por lo tanto, la triada de San Cayetano entiende que deberá movilizarse para presionar por nuevas medidas que los contemplen.

Además de la emergencia alimentaria, las organizaciones exigen un «aumento del Salario Social Complementario en la misma proporción que el salario mínimo, vital y móvil, en un 50%» y la convocatoria al sector de la Economía Popular al Consejo del Salario planteado por el Ejecutivo. Además reclaman un aumento del 40 por ciento para las partidas para meriendas y almuerzo de los comedores y «el mismo bono de $2.000 que se anunció para el sector formal».

La medida terminará de confirmarse el jueves 22 de agosto, durante una «asamblea» de los movimientos populares en el Obelisco porteño y distintos puntos del país a partir de las 10 hs.

«Nosotros vamos a sostener nuestra agenda con mucha firmeza y mucha responsabilidad y cuidando la voluntad de diálogo, porque si bien Cambiemos está agotado tiene mandato hasta el 10 de diciembre. Por supuesto que van a ser meses muy largos, pero todos queremos evitar otra crisis como la de 2001 y el ’89, en la que los que ganan son los mismos, los que más tienen, y quienes pierden son los trabajadores», sostuvo Onorato.