Búnker transfeminista y disidente

Todos los colores de todes

Con una participación histórica del electorado en las PASO, hubo demanda de encuentro en todos los sectores: los transfeminismos y las disidencias no fueron la excepción. Convocadxs por #SeAcaba, el búnker brandoniano de anoche rebalsó de colores, festejos y alegría.

“Búnker transfeminista y disidente”, me dice Lisa Kerner cuando le pregunto cómo llamaría al evento que anoche sucedió en Casa Brandon. La casita es para muchxs desde 2005 un refugio y lugar de festejo. Fue por eso que, bajo la consigna de #SeAcaba, se congregaron allí desde las 19 hs del domingo varios grupos de personas a esperar y, más tarde, celebrar los resultados.

Lucas Fauno tiembla. El periodista, activista, puto, VIH+ y agitador serial está temblando con una cerveza en la mano. Todavía no hay resultados y la tensión es generalizada: en una elección con polarizaciones tan radicales se juega mucho y las disidencias saben que a elles se les juega un extra más. La imagen se parece a una de la primavera de 2015, previo al ballotage, en una movilización que se llamó “Macri Jamás”. Fauno caminaba entre las personas y en la conversación con amigues, temblando, repetía: “a lo que venga”. Pocos meses después se vino mucho: comenzó con faltantes de reactivos y medicación para VIH en algunas provincias, la eliminación del Ministerio de Salud y la ausencia absoluta de respuestas estatales, extendida hasta estos días.

Foto: Anccom

Anoche, en Brandon, el temblor era distinto: después de cuatro años de macrismo les transfeministas y disidencias cargan ya con la experiencia de los efectos concretos de un gobierno neoliberal: no se trata solamente del vaciamiento de lo público sino de la imagen que construye: hay cuerpos, deseos, proyectos, ideas e identidades que valen menos para un gobierno conservador, religioso, capitalista y patriarcal.

Los números son concretos: a pesar de haber prometido achicar la “brecha de género”, el recorte del presupuesto del INAM fue del 18%, la inversión en proyectos destinados a Salud Sexual Integral disminuyó, y los programas de diversidad sexual tuvieron una partida de apenas tres millones de pesos. Los transfeminismos no tienen motivos para considerar que un gobierno de derecha garantizaría las condiciones para su vida digna, supervivencia y cumplimiento de demandas: por el contrario, la estigmatización y violencia que recrudecieron estos últimos cuatro años es una consecuencia directa de la construcción simbólica que el gobierno macrista hizo de todos los sectores más oprimidos en este país.

“Los conservadores en el gobierno fueron muy duros para nuestro colectivo, la muerte de nuestras compañeras travestis y trans, la persecución, el control policial, la posibilidad de acceder a políticas públicas”, resalta Amanda Alma, comunicadora e integrante del Colectivo MANIFIESTA. “El triunfo del kirchnerismo significa muchísimo para el movimiento LGBTTIQ+, porque vuelve una perspectiva de derechos humanos al centro de las políticas públicas”. Fauno agrega con alegría que “esta es una inyección de fuerza: volver a ver a mis amigxs llorando de alegría, sabiendo que podemos volver a construir el país que queremos”.

***

Durante la hora en la que los resultados no aparecían, el búnker brandoniano continuó con la música: los boca de urna prometían una diferencia significativa -casi de diez puntos, aunque muchxs no se lo creyeran- y llegaban rumores de que en el bunker PRO se estaban descolgando los globos de festejo. Sin embargo, la liberación de los datos que marcaron un 15% de diferencia hizo estallar a quienes estaban presentes en un festejo desbordado: se lloró todo, se bailó todo, se rió todo, se gritó todo.

“Vamos a tener que trabajar duro de acá a octubre, y más aún después de diciembre”, dice exaltado el Fauno. Amanda Alma coincide: “Pero hay un espíritu de recomposición social con un gobierno popular, esto sin duda genera perspectivas mucho más agradables”, agrega. Resalta, además, que el macrismo perdió después de muchísimos años en dos comunas, la 4 y la 8. “A fin de cuentas, hoy el macrismo volvió a ser lo que era: un partido vecinal”

***

Mientras el búnker de Brandon se desplaza del corazón de Villa Crespo a Dorrego y Corrientes, para festejar a la sailda del búnker de TODES, Fauno grita por la ventana. Tiembla de alegría. “Se lo debíamos a nuestrxs pibxs. A todxs”

Foto: Agencia Presentes