Conferencia de prensa frente a la Legislatura porteña

«El hambre no se combate con baldosas nuevas”

Sindicatos de docentes, estatales y metrodelegados, junto a las organizaciones de la Economía Popular y clubes de barrio, brindaron una conferencia de prensa para exigir la emergencia sanitaria, alimentaria, tarifaria y salarial en la Ciudad de Buenos Aires.

Preocupados por la profundización de la crisis económica, una decena de sindicatos porteños se concentraron esta mañana frente a la Legislatura para exigirle al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires respuestas concretas y urgentes frente a las principales necesidades de docentes, estatales, metrodelegados, trabajadores y trabajadoras de la economía popular y los clubes de barrio. “Si no están dadas las condiciones para que podamos vivir de nuestro salario, este colectivo va a seguir resistiendo en la calle. Vamos a pararle las escuelas, los hospitales, vamos a organizar piquetes y ollas populares”, expresó Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital.

El encargado de abrir la conferencia de prensa fue el dirigente de los y las docentes de la Ciudad, Eduardo López, quien una vez más reafirmó que “luchar siempre tiene sentido”. “No vamos a naturalizar lo que vemos en la Ciudad de Buenos Aires: gente en situación de calle, problemas de empleo, hambre en las escuelas, gente durmiendo en los cajeros automáticos, clubes que no pueden pagar, salarios a la baja, jubilados que no pueden comprar los medicamentos y Horacio Rodríguez Larreta escondido debajo de estas baldosas”, comenzó López, enumerando las principales problemáticas de los porteños y las porteñas.

Más adelante criticó uno de los principales caballitos de batalla de la gestión macrista en la Ciudad, la obra pública, y buscó contrastarlo con las principales problemáticas que se sufren a diario. “No alcanzan estas baldosas, que rompen y vuelven a romper mil veces, para solucionar el hambre y la miseria planificada de este gobierno”, apuntó. También juzgó la decisión del Ejecutivo porteño de mantener congelada la Asignación Familiar desde hace siete años con un monto de apenas 270 pesos. “La asignación de Larreta equivale a dos kilos de pan”, reprochó.

Fotos: @constanzaflupi para @atecapital

Sobre los reclamos presentados en la Legislatura y las próximas medidas de los sindicatos, el secretario general de la UTE aseguró que si el Gobierno de la Ciudad no responde, esta semana habrá asambleas para definir los cortes de calle y las movilizaciones de la semana próxima. Además se mostró contento con el resultado de las últimas elecciones y reflexionó: “La lucha de estos tres años y medio tuvo un espaldarazo hace diez días”. “No son invencibles porque hay militancia organizada, porque hay sindicatos, porque hay organizaciones sociales y un respaldo popular en las urnas a la lucha que nosotros llevamos adelante en las calles”, dijo con un tono esperanzador.

Rafael Klejzer, secretario general de la CTEP Capital, también tomó el micrófono y expresó un discurso muy contundente: “El pueblo pobre se ha levantado y le ha propinado, incluso en esos ghettos que nos han construido en la Ciudad de Buenos Aires, una derrota electoral importantísima”. En la misma línea opinó que “han municipalizado una campaña llevando a fondo lo más terrible que implica la injusticia, poniendo los recursos en la zona norte como forma de revancha y de venganza a los barrios populares”.

Fotos: @constanzaflupi para @atecapital

Klejzer reivindicó además la “unidad estratégica” forjada por los sindicatos porteños para enfrentar a la alianza Juntos por el Cambio en el territorio que supo ser su plataforma para catapultarse a la Nación. “No tendremos los medios pero tenemos las paredes”, lanzó desafiante.

Por último, comentó en relación a las demandas concretas del sector: “Hay un reloj que mide el tiempo de la política y otro que mide el tiempo de lo social, y cuando van de la mano hay grandes victorias populares. Frente a la emergencia que está pasando hoy nuestro pueblo en la Ciudad de Buenos Aires, los trabajadores y las trabajadoras de la Economía Popular exigimos la apertura de las paritarias, que la Legislatura declare la Emergencia Alimentaria y la Emergencia de Adicciones”.

A continuación fue el turno de Guido Veneziale, referente de Defendamos los Clubes, quien describió la “terrible situación que atraviesan los clubes de barrio”. “Estamos en un contexto en el que no estamos más ante una crisis, sino que estamos ante una catástrofe social que nos está llevando puestos a todos”, explicó.

Veneziale recordó que vienen resistiendo a los tarifazos del Gobierno desde febrero de 2016 y resaltó que hasta el momento no han recibido más que promesas por parte de los funcionarios oficialistas. “El jefe de Gobierno se niega a tratar la Ley de Tarifa Social para los Clubes de Barrio, la 888/19, que está durmiendo en la Legislatura”, denunció.

En último lugar mencionó el apagón local que realizaron hace poco los clubes de barrio a modo de protesta y aseguró que, de mantenerse la situación actual, se sumarán al plan de lucha de los sindicatos organizando un gran apagón nacional de los clubes.

Más tarde tomó la palabra “Beto” Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro, para denunciar la “situación apremiante que están viviendo los sectores populares de la Ciudad de Buenos Aires tras la enorme corrida bancaria que llevó todos los precios a las nubes y licuó nuestros salarios”.

Además fue muy categórico respecto a las últimas obras de subte inauguradas, y en particular sobre las tres estaciones de la Línea E anunciadas en medio de la campaña electoral. Sobre este tema, Pianelli aseguró que tardaron cuatro años en terminar las obras, cuando en realidad le correspondía a Mauricio Macri en su última gestión en la Ciudad inaugurar dicha obra. Además aseguró que no se compraron los trenes necesarios para llevar a cabo una extensión del trazado de la línea que va desde Plaza de los Virreyes hasta Retiro, por lo que ahora los usuarios y las usuarias del subte deben esperar entre diez y quince minutos por cada unidad de transporte.

Fotos: @constanzaflupi para @atecapital

Tema aparte le mereció la mención al incendio de uno de los trenes de dicha línea de subte en los últimos días y el accidente del Premetro hace poco más de tres meses en Lugano, que tuvo como principales víctimas a dos niños de 5 y 8 años. “No se preocupan por la seguridad de los pobres, tampoco se preocupan por mejorar las condiciones laborales de los trabajadores”, exclamó.

Quien cerró la conferencia de prensa fue el reelecto secretario general de ATE Capital, Daniel “Tano” Catalano. Con un enérgico discurso sostenido durante poco más de cinco minutos, el dirigente de les estatales de la Ciudad apuntó contra la política represiva de Larreta, el ajuste en materia salarial, sanitaria y presupuestaria, y el discurso del Presidente, que un día después de las elecciones buscó responsabilizar a les votantes de su derrota electoral y luego confrontó con les manifestantes acusándolos de “desestabilizadores”.

Sobre este último punto fue muy claro: “Es mentira que por resistir somos desestabilizadores, es mentira que ponemos en riesgo el marco democrático, los que ponen en riesgo la democracia y desestabilizan la vida de cada uno de los ciudadanos son los mismos tipos que pautan con el FMI, endeudan al pueblo, nos hambrean, nos sacan la posibilidad de trabajar, nos cierran los clubes, hacen que nuestros abuelos y abuelas no puedan morfar, hacen que en las escuelas no haya comida digna, hace que nosotros perdamos la fuente de laburo”.

“(Larreta) Está utilizando a la policía de una manera desmedida: la policía está pensada para garantizar seguridad a los vecinos y vecinas, no para asesinar de una patada a quienes están caminando por la calle”, expresó en relación a los hechos de público conocimiento que circularon ayer por todos los medios. Y siguió: “Tampoco para reprimir al pueblo senegalés que trabaja todos los días en la calle, ni para hostigar a los compañeros y las compañeras de la Economía Popular que todos los días encuentran estrategias de supervivencia”. Por último, en relación a los violentos episodios sucedidos la semana pasada, Catalano reforzó: “La policía no está para buscar a los trabajadores y trabajadoras públicas y reprimirnos”. Además apuntó con el vicejefe de Gobierno porteño: “Uno lo ve a Santilli y parece que goza cuando utiliza esa estructura represiva para encauzar las cosas”.

Por otro lado, se sumó a las denuncias públicas de los trabajadores y las trabajadoras estatales que aseguran estar siendo presionades “por funcionarios de primera y segunda línea” para militar la campaña oficialista. “Le decimos al jefe y al vicejefe de Gobierno porteño que cesen con la persecución política a los trabajadores y las trabajadoras de la Ciudad de Buenos Aires”.

También exigió la declaración de la Emergencia Sanitaria y volvió a confrontar con la administración de Larreta, debido a que el 65% de los y las estatales se encuentra por debajo de la línea de pobreza. “Es una barbaridad que en el distrito más rico de la República Argentina todavía el Jefe de Gobierno porteño no haya generado las condiciones para poder sanear la catástrofe económica a la que nos están empujando”, rezongó.

“La piña que se comieron en las urnas no se puede devolver apretando laburantes. Esa piña es un autogolpe porque ellos generaron las condiciones para que el pueblo no los siga eligiendo, el pueblo está podrido de la derecha neoliberal en todo el país y lo que hubo en las urnas fue un mensaje claro de que se estaban equivocando de rumbo también en la Ciudad de Buenos Aires. Ellos son los únicos responsables de la crisis que están generando”, concluyó enfáticamente Catalano.