La pelea por el 1,5%

Un milagro para pasar las PASO

Cuatro de los nueve precandidatos a la presidencia van desde la izquierda trotskista hasta la ultraderecha y buscan reunir los votos necesarios para llegar a octubre. ¿Quiénes son y cuál fue su estrategia de campaña?

A pocas horas de una elección que se vislumbra altamente polarizada entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, las fuerzas políticas ajenas a esta disputa hicieron malabares para visibilizar sus propuestas hacia les votantes en todo el país. Lo cierto es que el panorama resulta sombrío para casi la mitad de les aspirantes a la presidencia, puesto que cuatro de los nueve precandidatos buscan llegar al 1,5% de los votos que establece la Ley Nº 26.571 en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para llegar a los comicios generales de octubre.

En el año 2011 el desplazado dirigente del Partido Obrero, Jorge Altamira, hizo célebre el pedido de “un milagro” para lograr superar las PASO. Hoy se encuentran en esta búsqueda una oferta que va desde la izquierda trotskista hasta la ultraderecha: allí entraron en un fuerte antagonismo los pañuelos verdes contra los celestes, que operaron como estandartes de campaña en la búsqueda de un voto “nicho” que únicamente estaría influido por el apoyo de estos postulantes hacia la legalización o el rechazo al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Bajo esa lógica se mostraron principalmente las precandidaturas de Manuela Castañeira y Juan José Gómez Centurión, pero también tuvieron menciones al respecto Alejandro Biondini y en menor medida José Antonio Romero Feris. ¿Cuál es su perfil y en qué basaron su estrategia de campaña?

Manuela Castañeira

Es la única mujer entre los nueve precandidatos a la presidencia. A diferencia de los otros tres mencionados que buscan pasar las PASO, la joven dirigente del Nuevo MAS tiene apenas 34 años y se define como “feminista y socialista”. Sus principales fortalezas son el aferramiento a la marea verde que copó el año pasado las ciudades de todo el país en la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, así como su participación en las principales luchas de trabajadores y trabajadoras que se vieron perjudicades durante el Gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo, sus detractores le achacan haber favorecido a la dispersión del voto de izquierda, dado que su armado político quedó por fuera del frente FIT-Unidad (PO, PTS, IS y MST).

“Hemos llevado a cabo una gran campaña nacional anticapitalista, logrando instalar en la discusión nacional la necesidad de un programa alternativo desde la mirada de las y los trabajadores, así como también hemos sostenido bien en alto la bandera por la legalización del aborto”, sostuvo Castañeira en su discurso de cierre de campaña. Una de sus consignas es avanzar en la “renovación de la política” y entre sus principales reivindicaciones se cuentan reincorporar a les despedides del macrismo, eliminar el impuesto al salario y del IVA.

Juan José Gómez Centurión

Este ex carapintada de 61 años fue director general de Aduanas entre 2015 y 2017, y luego vicepresidente del Banco Nación hasta marzo de este año, momento en que decidió romper con Cambiemos y avanzar en su propio armado político. El frente NOS sostiene en sus postulados la defensa de “las dos vidas”, promueve “la educación basada en valores” y “manifiesta la necesidad de revalorizar a las Fuerzas Armadas y a las Fuerzas de Seguridad”. En su lista abundan los evangelistas y pañuelos celestes: su acompañante en la fórmula es Cynthia Hotton, ex diputada nacional por el PRO.

Durante el último mes en campaña, su ferviente antikirchnerismo se mezcló con fuertes críticas hacia las promesas incumplidas de Mauricio Macri. “Basta de decir ¨falta mucho para salir adelante¨, basta de impunidad, basta de poco coraje, basta de tanto fracaso, basta de pobreza, basta de palabras vacías y pocas convicciones, basta de vivir indefensos. No tengo miedo, es tiempo de valientes”, disparó en una de sus últimas alocuciones previas a la veda electoral. Sus principales banderas son: “Mano dura contra los delincuentes y contra los que los defendieron estos años. No al asesinato de seres humanos indefensos. Sin familia no hay Patria, no a la ideología de género”.

Alejandro Biondini

El precandidato a presidente por el Frente Patriota, de 63 años, posee una extensa trayectoria vinculada a los partidos neonazi, luego de estar afiliado al Partido Justicialista entre 1972 y 1990. El otorgamiento de la personería jurídica a su partido Bandera Vecinal a finales del año pasado motivó el repudio de la DAIA, que llamó la atención “acerca del peligro que representa el desarrollo de este tipo de ideologías que atentan contra la construcción de una sociedad igualitaria e inclusiva”.

Al igual que Gómez Centurión, Biondini participó sobre el cierre de campaña de un acto “Provida” frente al Congreso. El líder neonazi, quien recorrió varias de las provincias más populosas del país, enmarcó sus planteos sobre la base de la victimización: en ese sentido, sostuvo que “gran parte del ¨periodismo¨ ignoró o difamó mi candidatura presidencial y la intensa campaña del Frente Patriota. Al inicio de la veda, sectores que odian al nacionalismo lanzan una operación berreta de mentiras. El domingo festejaremos y el lunes iniciaremos acciones legales”.

José Antonio Romero Feris

Conocido como “Pocho”, este veterano dirigente de 78 años fue gobernador de la provincia de Corrientes entre 1983 y 1987. Su último cargo público de relevancia fue como senador nacional, que ejerció hasta el año 2001, y ahora se presenta como refundador del histórico Partido Autonomista Nacional (PAN), partido que gobernó la Argentina durante el período oligárquico de 1874 hasta 1916 bajo las presidencias de Nicolás Avellaneda, Julio Argentino Roca, Miguel Juárez Celman, Luis Sáenz Peña y José Evaristo Uriburu.

En la búsqueda de algún voto nostálgico, Romero Feris propone “un Estado inductor, promotor de la riqueza y del bienestar general a tono con el mandato constitucional” y ante cada tema pondera la necesidad de un “gran acuerdo nacional” para acabar con el kirchnerismo y el macrismo, “dos gobiernos que han fracasado”.