Pidieron nuevamente justicia por Adrián y Pachu

San Cristóbal unido contra la impunidad

Familiares de Adrián Continiello y Adriel "Pachu" Delgado, fallecidos luego de un derrumbe y de un atropello vehicular respectivamente, se movilizaron ayer en el barrio de San Cristóbal para exigir el esclarecimiento de sus casos, que hasta el momento no tienen imputados ni detenidos.

Las muertes de Adrián Continiello y Adriel “Pachu” Delgado, en abril y mayo pasado respectivamente, dejaron una herida muy difícil de cicatrizar para los vecinos y las vecinas del barrio de San Cristóbal. Dada la falta de avance en ambas causas, que aún carecen de imputados y detenidos, sus familiares y amigues decidieron actuar en conjunto y se movilizaron ayer por la noche para exigir justicia.

El 1 de abril, Adrián Continiello falleció sepultado bajo una pila de escombros luego de que se desplomara una obra en construcción en Pavón 3094, donde se realizaban tareas de excavación. El joven de 32 años, que trabajaba como sonidista de Canal 7, vivía en el inmueble lindero, que se derrumbó mientras dormía. Nuevamente la negligencia y la falta de controles en la ejecución de diferentes obras y construcciones por parte del Gobierno de la Ciudad, área a cargo de la Dirección General de Protección del Trabajo, se hizo patente. Exactamente un mes después, el 1 de mayo, Pachu Delgado -integrante de una murga de apenas 17 años- se cayó de su moto y fue atropellado por una camioneta cuyo conductor huyó cobardemente para no dejar registro del acontecimiento.

La movilización de ayer en la esquina de las avenidas San Juan y Boedo fue masiva y exhibió la presencia de pancartas con las fotos de las jóvenes víctimas y expresiones tales como “Memoria, Verdad y Justicia”, “Ahora y siempre” y “Todos juntos por vos”. Desde el círculo íntimo de Adrián apuntaron contra la Justicia y el Gobierno porteño: “A 4 meses de su muerte todavía no hay imputados en la causa y sufrimos día a día el dolor de su ausencia. Tampoco se acercó nadie del Gobierno de la Ciudad ni siquiera para dar las condolencias”. Del lado de Pachu, pidieron por la identificación del prófugo que conducía la camioneta que “le reventó el casco” en el momento en que fue atropellado y aseguraron: “No vamos a parar hasta que aparezcan los responsables para que paguen tanto dolor y tanto daño”.

Ambos casos ocurridos en el barrio de San Cristóbal comparten la angustia por la pérdida de dos personas muy queridas en sus ámbitos y, a pesar de haber reclamado durante más de 100 días por la vía institucional y en las calles, siguen sin obtener respuestas concretas por parte de las autoridades gubernamentales y de los órganos responsables de impartir justicia.