Asbesto en el subte

“Logramos demostrar lo que se había denunciado”

En diálogo con El Grito del Sur, el delegado de la Línea B Claudio Dellecarbonara manifestó su preocupación por los diez trabajadores afectados con asbesto tras un centenar de exámenes. En ese marco, pidió someter a examen médico a todo el personal de Metrovías y retirar de la red a todas las flotas afectadas.

Como parte de una “campaña de denuncia y concientización para romper con el cerco mediático”, las y los trabajadores de la Línea B de Subterráneos de Buenos Aires realizaron entre las 7 y 9 de la mañana de hoy una apertura de molinetes en la estación Federico Lacroze. El motivo de la protesta fue la confirmación de la peor de las noticias: diez trabajadores -hasta el momento- se encuentran afectados por el asbesto, material cancerígeno prohibido en diferentes partes del mundo desde el año 2001.

“La situación es grave. Nosotros la planteamos en términos de una crisis de salud pública porque no se trata sólo de un reclamo específico de los trabajadores, sino que al ser un problema de salud con material cancerígeno que está prohibido y que está presente en varias flotas de trenes de diferentes líneas, pone en riesgo la salud de cualquiera que esté dentro de la red de subterráneos, ya sea como trabajador o como usuario”, planteó a El Grito del Sur Claudio Dellecarbonara, trabajador del subte y delegado de la línea B.

Claudio Dellecarbonara

La confirmación de una decena de trabajadores con placa pleural, el primer síntoma de la contaminación con asbesto que puede derivar en cáncer de pulmón o en fibrosis, se dio a partir de una muestra de alrededor de 100 chequeos médicos -en un lugar de trabajo con cerca de 4000 laburantes-, con lo cual las y los afectados podrían ser muchos más. También podría afectar a usuarios de la red de subterráneos, que se cuentan por millones. En ese sentido, Dellecarbonara afirmó que “las fibras del asbesto se pueden transportar en la ropa de cualquiera que entre en contacto y después llegar a tu casa para así contaminar a algún familiar”.

“Hace 1 año y 8 meses que venimos haciendo esta denuncia y tanto la empresa como el Gobierno de la Ciudad se hicieron los distraídos. Nosotros tuvimos que tomar las muestras, mandarlas a analizar en universidades nacionales, mandar a estos compañeros que se hicieron exámenes a hospitales públicos. Logramos demostrar lo que se había denunciado y ahora la empresa tuvo que reconocer la presencia de asbesto, pero todavía estamos esperando que se ponga en práctica un plan integral para eliminar todo este material de la red de subterráneos”, sostuvo a este medio el también referente del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS).

Entre las principales medidas que deberían tomarse por parte de Metrovías, Dellecarbonara destacó “mandar a todos los trabajadores en formar urgente a hacer estos exámenes, determinar de inmediato qué cantidad de trabajadores estamos o no afectados, así como el grado de exposición de los usuarios a este material”.

El asbesto está presente al menos en cuatro flotas diferentes de las líneas B, C y la E. “Estamos exigiendo lo que marcan los cánones internacionales y lo que recomiendan los especialistas, que es un plan de desabestización, un plan para retirar a este material del ámbito del subterráneo”, concluyó.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Asbesto en la Línea B: yo te avisé, Mauricio