Debate de candidates por el aborto

La Campaña pregunta

La campaña electoral se cruzó con las reivindicaciones del movimiento feminista y, con la idea de que las principales fuerzas políticas dejen sentada su posición, la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito realizó un debate entre candidates.

Durante los tiempos preelectorales, la sociedad civil presenta sus reclamos y deja sentadas sus necesidades al momento de elegir a sus representantes políticos. En ese marco, la campaña electoral se cruzó con la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que realizó un debate entre candidates para que dejen sentada su posición su posición respecto a las reivindicaciones del movimiento feminista. El encuentro, llamado «La Campaña pregunta», se realizó ayer por la noche en el salón de actos de la Facultad de Derecho. Coordinado por las periodistas Liliana Hendler y Noelia Barral Grigera e inaugurado por la abogada feminista Nelly Minyersky, el evento contó con la participación de representantes de diferentes bloques.

En reiteradas ocasiones se dejó en claro que la invitación había sido extendida a todos los partidos y quienes estaban ausentes era por su propia voluntad. Si bien todes les que asistieron se posicionaron en favor de la legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), la transversalidad del debate dio lugar a tironeos discursivos y pasadas de factura.

Fotos: Emergentes

Educación sexual para decidir

El debate se dividió en dos ejes. En la primera instancia se abordó la ley de Educación Sexual Integral (ESI). Las preguntas giraron en torno a si les posibles funcionaries estarían a favor de discutir modificaciones en el texto sancionado en el año 2006. Los cambios propuestos implican la jerarquización como norma de orden público de la aplicación de la ESI en todas las provincias con un sustento científico y laico y la incorporación en la currícula escolar sin que pueda adaptarse al ideario institucional.

Luciana Romero, primera candidata a senadora por Consenso Federal, explicó en relación a este tema: “La educación sexual integral es una herramienta fundamental para que las mujeres y personas gestantes no tengamos que llegar a una situación de aborto. Es muy importante que el Congreso vuelva a tratar la ley, pero estamos en crisis con un país que perdió el Ministerio de Salud. En este contexto de ajuste es importante para nosotros recuperar primero el Ministerio de Salud para articular una serie de políticas públicas en torno a la ESI”. Además Romero aclaró que, a raíz de las diferentes opiniones en el bloque del que forman parte, se decidió que si se llegase a tratar la modificación de esta ley, cada diputade o senadore puede elegir votar según su parecer.

Jorge Adaro, candidato a senador por el Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad, aportó: “Es imperioso que la aplicación de esta ley sea de orden público. A las modificaciones habría que agregarle integrar en las escuelas los protocolos de aborto no punibles, de violencia de género y los casos de embarazos. Para aplicar la ley necesitamos, entre otras cosas, presupuesto. En un marco de crisis no puede haber pago de la deuda externa: los fondos destinados a ello deben ir a la educación y la salud pública. También esos fondos se pueden sacar de los subsidios que se dan a escuelas privadas y confesionales”.

Fotos: Emergentes

Luis Zamora, de Autodeterminación y Libertad, dejó sentada su posición de la siguiente manera: “La ESI debe estar basada en la ciencia, en la laicidad. ¿Por qué hay una ley desde el año 2006 en la Ciudad de Buenos Aires y no se aplica? Porque el Estado no quiere. La ley ha sido una conquista y, como toda conquista, es algo que se impone desde el pueblo al Estado. El Estado es patriarcal y va de la mano con las instituciones religiosas”.

Maximiliano Ferraro, de Juntos por el Cambio, aseguró: “Estoy a favor de la ley siempre y cuando se amplíe su sentido como un derecho de las y los estudiantes”. En tanto, su compañera de bloque Dolores Martínez se mostró muy conciliadora con las demás fuerzas y aseguró: «Coincido en actualizar la ley de ESI, pero sé que las leyes a veces no son efectivas por la descentralización, por la falta de políticas estratégicas, de indicadores, de datos y de presupuesto. También creo que debe incluirse la perspectiva de género y los protocolos».

Finalmente, la candidata a senadora por el Frente de Todos, Todas y Todes Dora Barrancos contestó: “El único Estado provincial que llevó a cabo la ESI es la provincia de Santa Fe, de modo que hay un ejemplo donde hay una articulación decisiva. Actualmente, donde hay educación sexual es voluntad de los docentes y el estudiantado. Necesitamos una ley, pero no basta con la ESI porque necesitamos también una actualización de la malla curricular”.

Estas ideas fueron reforzadas por su compañera de bloque Mara Brawer, también candidata a senadora. “La ley es del 2006 y ha quedado anacrónica en varios sentidos, es una ley binaria que debe ser modificada. Además debe tener un presupuesto, debe formarse un organismo bicameral que controle el cumplimiento de la ley. También creo que hay que modificar el artículo 5, ya que la adecuación de que cada escuela no puede ir en contra de los contenidos de la ley impone. Para que la educación sexual integral se haga efectiva tiene que haber una decisión política sostenida en el tiempo porque sino todos los cambios culturales que amplían derechos no son efectivas”.

Fotos: Emergentes

Aborto legal para no morir

La segunda parte del debate giró en torno a una posible nueva presentación del proyecto de legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. En esta instancia se les consultó a los candidatos y las candidatas si tanto ellos como sus bloques apoyaron los proyectos anteriores y si lo harían en un futuro. Además se les dio la posibilidad de opinar si modificarían algún artículo del proyecto presentado este año por La Campaña.

Si bien todes les candidates aseguraron apoyar la despenalización y legalización del aborto, según el relevamiento realizado por Economía Feminista  podría aumentar con el recambio electoral del 2019 la cantidad de senadores y senadoras que apoye la legalización. Esta especulación es más difícil de estimar en la Cámara de Diputados, ya que muches no se habrían manifestado públicamente sobre el tema.

Maxi Ferraro, de Juntos por el Cambio, no sólo aseguró estar a favor del aborto sino que se comprometió con la agenda de las mujeres y la diversidad respecto a la ampliación de derechos. “Considero que es necesario que se debata de nuevo y celebro que se haya discutido por primera vez después de 36 años de democracia el año pasado”, afirmó el candidato a diputado.

Fotos: Emergentes

Por parte de Consenso FederalLuciana Romero aclaró que no existe unanimidad en el bloque, aunque ella se posicionaba a favor de la legalización. Además aseguró que entendía necesario hacer modificaciones para lograr un acuerdo de mayoría parlamentaria.

Myriam Bregman, del FIT-Unidad, reforzó su compromiso con el proyecto del cual ya fue firmante, asegurando que la izquierda equivalía a un total de votos a favor de la legalización del aborto. “Nuestro compromiso no sólo es en ámbitos donde los invitan a hablar de eso, sino que cuando el Estado nos da un espacio lo utilizamos para reclamar el aborto legal, seguro y gratuito. Ya hay proyecciones que dicen que, de repetirse los resultados de agosto, la ley no saldría en el Senado y en el Congreso estaría peleado. No vamos a permitir más la imagen de las chicas llorando en las calles y los antiderechos festejando”.

Dora Barrancos, quien además forma parte de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, aseguró: “Soy una frenética defensora de nuestra ley, acompañó el proyecto de la campaña y no le haría ninguna modificación. Hay más de una íntima convicción en esta larga lucha. Este derecho tiene que ver con la salud, pero también con que el Estado nos permita el derecho a la sexualidad sobre nuestro cuerpo”.

Fotos: Emergentes

Dolores Martínez, quien forma parte de Juntos por el Cambio pero reforzó en varias ocasiones que se inscribía dentro del bloque Evolución, manifestó: “Espero que sea el primer proyecto que pueda firmar como diputada por la Ciudad de Buenos Aires. Los integrantes del espacio al que pertenezco, Martín Lousteau y Carla Carrizo, ya votaron a favor. Creo que es urgente este debate”.

Frente a los cuestionamientos por la heterogeneidad de posiciones sobre la legalización del aborto en la lista del Frente de Todos, Todas y Todes, Mara Brawer respondió: “Para avanzar en el proyecto completo tenemos que entrar muchos diputados y diputadas a favor» y aseguró que Alberto Fernández está a favor tanto de la despenalización como de la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

De la actividad participaron también Jessica Gentile y Vanina Biasi (FIT-Unidad), Fernando Solanas (Frente de Todos) y Virginia Peyrás Villarino (Autodeterminación y Libertad).