Cartoneros rechazan decreto anti-ambiente

Del supermercado al basural del mundo

El Decreto 591/19 del Gobierno sobre Residuos Peligrosos desregula los controles para favorecer la importación de basura. El Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) salió a rechazar la medida.

El pasado 27 de agosto, el Gobierno publicó en el Boletín Oficial el Decreto 591/19 sobre “Residuos Peligrosos”, que desregula las condiciones para la importación de residuos. Hace algunos años debía pedirse previamente una autorización a la autoridad ambiental, pero a partir de la modificación de ciertos artículos de los decretos menemistas Nº 181/92 y 831/93 se le quita este control permitiendo “la importación indiscriminada” de materiales reciclables como cartón, papel y plásticos.

En los considerandos del flamante decreto, se plantea la importancia de “mantener la prohibición de importación de todo tipo de residuos, deviniendo innecesaria la presentación de un certificado de origen que acredite la no peligrosidad de los mismos y solo permitir la importación de mercaderías obtenidas a partir de la valorización de residuos y que ingresen a nuestro país, como insumos, materias o productos, que cumplan las condiciones técnicas para ser considerados como tales”.

La resolución suscitó el profundo rechazo del sector de la economía popular. El Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), enrolado en la CTEP, planteó ayer a través de un comunicado que “esta medida nos deja abiertos a ser el basural del mundo. Mientras hace un año China cerró la importación de estos residuos debido a que entre los materiales reciclables recibían todo tipo de residuos imposibles de ser procesados, Argentina abre sus puertas para recibir las miles de toneladas de basura que tienen acumuladas de los containers que les rebotaron del gigante asiático”.

El Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) rechazó el nuevo decreto por estar “contra el reciclado, el ambiente y la economía”.

En la actualidad unos 15 mil cartoneros y cartoneras trabajan en basurales dentro de nuestro país y exigen el acompañamiento del Estado para fomentar su trabajo ambiental. Sin embargo, este decreto es entendido como contrario al reciclado, el ambiente y la economía, puesto que “quita controles para favorecer importaciones de basura”.

Natalia Zaracho, cartonera y referenta del Frente Patria Grande, señaló a El Grito del Sur que “esta medida nos perjudica mucho porque venimos construyendo un reconocimiento hacia los compañeros y las compañeras, así como hablamos de la importancia del reciclado que beneficia al medio ambiente. Esto no es aislado, viene proyectándose desde hace tiempo. Me acuerdo cuando Pichetto dijo que tenía que haber ¨menos cartoneros y más emprendedores tecnológicos¨. Siempre están a favor de unos pocos, de los que se llenan de plata gracias a eso”.

“Venimos recuperando un montón de material para que vuelva al círculo de la industria y ellos apuestan a todo lo contrario. Nosotros, en cambio, apostamos al reciclado y a la inclusión de los compañeros dentro de la economía popular”, concluyó la también candidata a diputada nacional por el Frente de Todos.