FM Riachuelo

El Enacom quiere decomisar una radio de La Boca

Las autoridades de la emisora comunitaria recibieron una notificación por la denuncia de “interferencia adyacente” sobre FM Blue 100.7. La posibilidad de una inminente declaración de ilegalidad y secuestro de equipos puso a sus integrantes en estado de alerta y movilización.

En el año 2010, al calor del debate y la movilización social que generó la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, la Organización Social y Política Los Pibes entendió la necesidad de lanzar un proyecto comunicacional para fortalecer la pelea por las reivindicaciones cotidianas de los sectores más humildes del barrio de La Boca. Así nació FM Riachuelo 100.9, que a lo largo de sus casi 10 años de historia jugó un papel fundamental como herramienta para difundir los procesos de organización y de movilización dentro de una de las comunas porteñas más afectadas por la crisis económica. Hoy la continuidad de esta emisora comunitaria se encuentra en riesgo desde que el miércoles les llegara una notificación del ENACOM por la denuncia de “interferencia adyacente” sobre la radio FM Blue 100.7

Esta intimación advierte sobre la posibilidad de una inminente declaración de ilegalidad, el secuestro de equipos y cese de transmisión que ello implica, y llegó sin mediar ningún espacio de diálogo previo para intentar solucionar pacíficamente el conflicto. Cabe destacar que FM Riachuelo forma parte del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO) y que fue incluida dentro del censo y el posterior empadronamiento del año 2015 realizado por la extinta AFSCA. “Recibimos esta notificación y lo primero que cundió fue el pánico y la preocupación. Ahora estamos ocupándonos de todas las cuestiones técnicas y legales porque, si la interferencia existe, entendemos que es solucionable. Hay un plazo que corre para realizar un descargo”, comentó a El Grito del Sur Nadia Martínez, directora de esta emisora.

Nadia cuenta que están afrontando una lucha en “inferioridad de condiciones”, pero sabe que detrás de esta lucha tienen el respaldo de toda la comunidad y por eso se encuentran en estado de alerta y movilización. “Estamos en una zona de conflicto donde hay intereses creados por los grandes grupos mediáticos. FM Blue es del Grupo América desde el año 2018 y echó a todo el mundo, hoy es sólo una radio de música”, expresó. En cambio, FM Riachuelo -enrolada también en CTEP- genera ingresos para más de 30 trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular que gestionan cotidianamente la emisora, y hoy ven peligrar su fuente de trabajo. En ese marco sostuvo que “nos ubican en un lugar de estar en falta, pero en realidad el que está en falta es el Estado porque no hace todo lo que tiene que hacer para cumplir con la ley y ordenar el espectro”.

Desde hace varios días, las autoridades de la radio comunitaria vienen realizando gestiones para concretar una reunión con Silvana Giudici, titular del Enacom, con motivo de interiorizarse sobre los “términos” de la nota recibida, puesto que ésta implica la posibilidad de que FM Riachuelo se apague. Algo que sus integrantes, oyentes, organizaciones populares y otros medios comunitarios, jamás permitirán.