Espert en modo PRO

¿Juntos por el Cambio o Unidos por el Espanto?

Horacio Rodríguez Larreta se juega a todo o nada para evitar el ballotage: hoy se conoció que el candidato presidencial José Luis Espert acompañará su candidatura a reelegirse como jefe de Gobierno. Implicancias de una decisión que puede leerse como un "puenteo" a la autoridad de Mauricio Macri.

Esta mañana Horacio Rodríguez Larreta recibió en el despacho de la calle Uspallata a José Luis Espert para conversar sobre temas de la Ciudad de Buenos Aires y delinear una propuesta conjunta que permita poner freno al avance del Frente de Todos en este distrito. Luego de manifestar sus puntos de vista al jefe de Gobierno, fue el propio candidato a presidente por el Frente Despertar quien anunció el acompañamiento de su espacio político a Juntos por el Cambio en la Ciudad de Buenos Aires.

“Como no tenemos candidato a jefe de Gobierno, como creemos que la Ciudad debe seguir con sus transformaciones y como nuestra contribución electoral es decisiva para evitar que CABA vuelva el pasado, decidimos apoyar la candidatura de @HoracioRLarreta a jefe de Gobierno”, manifestó Espert a través de su cuenta de Twitter después de la reunión. Ésta contó con la presencia de su compañero de fórmula, el periodista Luis Rosales, y del vicejefe de Gobierno Diego Santilli. Inmediatamente Larreta le agradeció el respaldo: “Gracias @jlespert por el apoyo. Sabemos que tenemos que continuar con las grandes transformaciones que ya iniciamos. Estoy seguro que junto a todos los vecinos podemos seguir haciendo de Buenos Aires un gran lugar para vivir”.

El mediático economista cosechó más de 69 mil votos en territorio porteño durante las PASO, lo cual representa cerca del 3,6% de los votos afirmativos de la Ciudad de Buenos Aires. Esta cifra permitiría que Horacio Rodríguez Larreta esquive un eventual ballotage en noviembre contra Matías Lammens, un temor que se viene agitando en las filas oficialistas a partir del derrumbe de la figura de Mauricio Macri, del agravamiento de la crisis económica y de la ola festiva que se desató dentro del Frente de Todos y materializada en el popular cántico de Sudor Marika “Si vos querés…”.

Cabe destacar que el vínculo entre Larreta y Espert atravesó fuertes tensiones a lo largo de este último año. El Frente Despertar se quedó finalmente sin candidato a jefe de Gobierno, entre otras cosas por la presión que ejerció con éxito el Pro contra Darío Lopérfido, el ex ministro de Cultura porteño que tenía ganas de competir contra Larreta y finalmente dio de baja su postulación a pocos días del cierre de listas. Por otro lado, en octubre del año pasado Espert llegó a comparar al actual jefe de Gobierno con Nerón y lo tildó de “impresentable” por “fagocitar con impuestos” a los contribuyentes.

Si bien la política dista mucho de las matemáticas, la suma entre los porcentajes alcanzados por ambos candidatos (45,96% para Larreta y 3,6% para Espert en la categoría a presidente) permitiría ubicar al actual mandatario muy cerca de la reelección. Por otro lado, la decisión puede ser leída como un “puenteo” a la autoridad de Macri: la alianza local de Larreta con el ultra-liberal implica un desafío a la conducción política del actual Presidente y prioriza la disputa por la Ciudad de Buenos Aires frente a la elección nacional. Esta mañana Marcos Peña compartió la reunión de gabinete de la Ciudad, en lo que fue un supuesto gesto de apoyo nacional a las decisiones de Larreta.

Resta ver qué sucederá con el caudal de votos espertistas: el economista se ha mostrado sumamente crítico de las políticas de Macri y muchos de sus votantes podrían considerar el gesto como la claudicación de un candidato que se valorizó justamente por su “pureza ideológica”. No sería extraño que los votos al propio Espert descendieran luego de esta polémica definición.