Suspendieron el desalojo de Casa Santa Cruz

Otro dia será (o no será nunca)

Las 106 familias de la Casa Santa Cruz lograron frenar a último momento el operativo de desalojo que iba a efectuarse entre hoy y el viernes. La unidad de los habitantes del edificio de Parque Patricios y el acompañamiento de una gran cantidad de organizaciones sociales fueron claves para frenar la medida judicial.

Las 106 familias de la Casa Santa Cruz, también conocida como “El Toallero”, lograron a último momento la suspensión del operativo de desalojo que iba a empezar a concretarse desde hoy hasta el viernes. A pesar de que el juez Virginio Cesari decidió hacer oídos sordos a los diferentes pedidos de suspensión de desalojo, finalmente la organización interna de los habitantes del edificio de Parque Patricios junto al respaldo de diferentes organismos públicos y de la sociedad civil permitieron frenar esta mañana el desalojo de las 316 personas que residen allí.

A las 8.15 hs de este miércoles se produjo la llegada del oficial de Justicia al edificio, mientras que en los alrededores ya se podía visualizar un despliegue policial que iba en crecimiento. Las familias se encontraban en vigilia contra el desalojo desde la jornada de ayer y adoptaron en todo momento una posición contraria a la realización del operativo.

“Fue una situación bastante tensa porque el oficial de Justicia vino con la intención de hacer el desalojo. Nosotros les planteamos que no estaban dadas las condiciones para realizar un operativo de tal magnitud. Nos pusimos intransigentes, ayudó mucho la organización interna y la banca que tuvimos desde afuera”, relata a El Grito del Sur Ileana Llanos, vecina de “El Toallero” y presidenta de la cooperativa Papa Francisco.

Si bien lograron la suspensión del desalojo, la medida no es definitiva porque aún no se dio a conocer una nueva fecha para realizar esta acción. Por esta razón, las familias reclaman una salida negociada a la problemática habitacional que padecen a partir del intento de dejarlos en situación de calle. Ileana asegura: “vamos a redoblar los esfuerzos con lucha y organización. Esto se va a dar con una solución definitiva, integral y colectiva para las familias. Es una pequeña victoria, pero no hay que bajar los brazos. Las familias están muy contentas de que no se haya realizado el operativo, hoy vamos a descansar porque hubo mucho nerviosismo y las familias estuvieron bancando adentro cada una con sus roles”.

Cabe destacar la presencia y el acompañamiento a lo largo de estos meses de organismos públicos como la Defensoría del Pueblo y la Asesoría Tutelar de CABA, a cargo de Alejandro Amor y Gustavo Moreno respectivamente, así como de organizaciones sociales como La Boca Resiste y Propone (LBRyP), la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH), la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes, la Asociación Civil por la Igualdad y Justicia (ACIJ) y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) -entre otros-, que presionaron a través de diferentes instancias en la búsqueda de lograr la suspensión del desalojo.