Alberto, Pepe Mujica y la juventud

«El dia que vean que los estoy traicionando, salgan a la calle»

El candidato a presidente del Frente de Todes compartió una charla con el ex mandatario uruguayo Jose Pepe Mujica en el auditorio del Nacional Buenos Aires, frente a miles de estudiantes.

La tarde de ayer encontró, una vez más, al Colegio Nacional de Buenos Aires colmado de medios. Nadie quiso perderse un acontecimiento histórico: Alberto Fernández, quien lleva todas las de ganar el 27 de octubre, y Pepe Mujica, ex presidente de Uruguay y referente político mundial, hablando en el Aula Magna. «Es muy grato encontrarse con los que van a ser el futuro del país», dijo Alberto, dirigiéndose a los estudiantes.

Fernández no dejó de referirse a la situación que está viviendo el país, pero con la certeza de un futuro mejor, porque «muchas veces nos hemos caído y muchas veces nos hemos levantado«. La resiliencia como característica de la Argentina. Endeudamiento, empresas que cierran, desempleo, pobreza y hambre: esta es la herencia con la que se compromete a lidiar, y por sobre todo, promete un compromiso con la educación pública, porque tenemos el orgullo de caer en la educación pública, no la desgracia o la mala suerte, como dice tan condescendientemente la actual gestión. «¿Desde cuándo la educación es un gasto? ¡Es la mejor inversión que puede hacer una sociedad!», arengó.

Por otro lado, también le hizo un guiño a la actividad feminista, contando la propuesta de su gobierno, que es crear un Ministerio de la Mujer. Sin embargo, no se refirió a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

El discurso de Alberto Fernández concluyó con un pedido: «el día que me vean flexionar en mi propuesta, el día que me vean que estoy traicionando lo que les estoy diciendo, salgan a la calle y díganme», y se llevó la ovación de miles de estudiantes, docentes y no docentes, exalumnos, militantes, periodistas, camarógrafos, y Pepe, quien acto seguido se levantó y tomó el micrófono.

Sus palabras fueron una oda a la militancia y la educación, pero por sobre todo a los sueños y las utopías, «porque la historia humana es un cementerio de utopías», dijo. «Pero gracias a ello vamos andando. Porque siempre tendremos más capacidad de soñar que la capacidad que tenemos de concretar», agregó. Exhortó al público a hacerse cargo de la propia vida, sin nunca olvidar que lo más importante es cultivar las relaciones humanas: «tendemos a confundir felicidad con tener cosas nuevas, y a veces abandonamos las cosas más sagradas, que son siempre las mismas, pocas, que nos rodean. O aprendés a ser feliz con las cosas elementales de la vida o no serás nunca feliz», dijo. Habló también de la unión latinoamericana y la importancia de no olvidar a todas esas personas que no tienen nuestros mismos privilegios.

—–

Tener a Pepe Mujica hablando en el Aula Magna del Colegio Nacional fue un honor y una responsabilidad. Probablemente nadie haya salido de esa sala igual que antes. Sus palabras encendieron los corazones de todos los estudiantes.

Al final de la jornada en el Colegio, mientras todos esperaban la salida de Alberto Fernández, Gisela Marziotta, la candidata a vice jefa de Gobierno de CABA señaló, para El Grito del Sur, con respecto a la visita del exdirigente uruguayo: «Nos llena de energía que esté, porque Pepe es eso, es pura energía, pura convicción, pura coherencia. Un ejemplo de conducta, de militancia, de compromiso». En relación con las cada vez más cercanas elecciones, asegura que el Frente de Todos va a ganar el país en primera vuelta, y la Ciudad el 24 de noviembre, en ballotage.

Mariano Recalde, referente del Frente, afirmó: «Por un lado, la angustia por lo mal que la está pasando mucha gente y, por otro lado, esa alegría por ver que estamos a punto de dar vuelta la historia. Eso es lo que hoy sentí en el Aula Magna de El Colegio», sostuvo. Planteó que la tarea de Alberto será desendeudar a la Argentina y volver a ponerle plata en el bolsillo a la gente. Porque la deuda más grande es con el pueblo argentino.

En la conferencia de prensa en la Unión Ferroviaria, Pepe Mujica terminó el día respondiendo algunas preguntas en una transmisión en vivo. Habló del peligro de que la humanidad se separe entre ricos y pobres, y de la necesidad de ser realistas y entender que tanto Argentina como Uruguay son países muy chicos y de poco impacto con respecto a China o EEUU. Apuntó que Europa está gobernada por “conservadores miopes” y que América Latina tiene que encontrar puntos comunes dentro suyo para conservar su identidad. Opinó que hacen falta burgueses que inviertan para multiplicar la riqueza en América, y puntualmente en Argentina. En este sentido, realzó la educación universitaria como camino para la integración y el progreso.

En relación con la situación económica actual, señaló que «no le podemos pedir a Adam Smith o a Marx que nos den respuestas de los desafíos de este tiempo». «No podemos seguir con lugares comunes repitiendo el mismo versito», insistió. Para él la tierra tiene que ser un bien de uso y hay que cuidarla «como quien cuida a una madre». Le aconsejó a nuestro país «que plante granos a cara de perro» debido a la necesidad urgente de dólares. Y que la plata de los argentinos se quede en Argentina.

No le aconseja nada a Alberto Fernández, porque es su amigo, y a él no le gustaría que le dijeran a él cómo manejar su país. Respeta la autodeterminación y la soberanía de los países, y pretende cuidar muchísimo las relaciones internacionales. «Cuando a la Argentina le va bien, a nosotros nos va bien», aseguró. No tiene dudas de que el pueblo argentino salga del apuro económico, pero le preocupa que vuelva a caer. Lo que le preocupa más que eso, es la grieta que hay en nuestro país en términos ideológicos.

Por último, no faltó hablar de la crisis ambiental y ecológica mundial. En su opinión, “ no hay crisis ecológica, hay crisis política. Si la política es tan estúpida que no respeta las conclusiones objetivas de la ciencia, no tiene sentido. El problema es que hay que tomar medidas de carácter planetario, y que sean globales. Esto no es cuento”.

El encuentro fue organizado por el Centro de Estudiantes, con la ayuda de agrupaciones externas. Acompañando a Fernández estuvieron Matías Lammens y Gisela Marziotta. Para abrir el acto la presidenta del CENBA, Julia Epstein, habló para los invitados y para los estudiantes, agradeciendo un Aula Magna llenísima, que no podía contener al total de la concurrencia, tan llena como nunca la había visto en cinco años.

La jornada del 11 de octubre significó para el Frente de Todos, por un lado, la afirmación del buen porcentaje del electorado, que es la juventud, y, por otro, un posicionamiento firme dentro del panorama político latinoamericano. Alberto Fernández dijo Mujica, no Bolsonaro. Dijo educación pública. Dijo trabajo para todes. Dijo desendeudamiento. Ese es lado de la historia en el que va a estar.